La mayoría de los hinchas de Independiente prefiere el triunfo de River para seguir siendo Rey de Copas

Ariel Holan, DT de Independiente, estará atento a lo que ocurra en las finales de la Copa Libertadores
Ariel Holan, DT de Independiente, estará atento a lo que ocurra en las finales de la Copa Libertadores
Rodolfo Chisleanchi
(0)
7 de noviembre de 2018  • 08:39

Más allá del interés que despierta en cualquier futbolero de alma, la Superfinal de la Copa Libertadores puede ser mirada con cierta indiferencia por quienes no llevan ni a River ni a Boca en el corazón. Seguro no es el caso de los hinchas de Independiente . Diversas circunstancias hacen que el Rey de Copas sea un tercero en discordia, de manera pasiva, pero con cuestiones en juego que modificarán su ánimo según quién termine dando la vuelta olímpica.

Los ojos del simpatizante rojo estarán puestos en esos 180 minutos por dos motivos básicos: si gana Boca, el equipo disputará la ronda previa de la Libertadores 2019, ya que fue sexto en la Superliga pasada. Pero al mismo tiempo, el club xeneize lo igualaría como máximo ganador histórico del más importante de los trofeos continentales y volvería a sacarle un título internacional de ventaja en el mano a mano que sostienen desde hace años. Si hiciera falta un poco más de morbo, el 2 de diciembre, cuando regrese al torneo local, Boca debe visitar a Independiente en Avellaneda.

Esta suma de detalles invalida la neutralidad y divide las aguas en el Planeta Rojo, aunque no en partes iguales y con claras diferencias entre las opiniones institucional, del plantel y de los hinchas.

En ese sentido, la gente de la tribuna parece tener el panorama más diáfano: hay una mayoría amplia, aunque por supuesto no unánime, que privilegia mantener el liderazgo exclusivo como campeón de la Libertadores a participar en la edición del año próximo.

Una encuesta realizada a través de Twitter otorgó una victoria aplastante a esa posibilidad, aunque resulta imposible determinar que todos los que participaron eran hinchas de Independiente. Sobre 2041 votos, el 66% eligió la opción "River" y solo el 34 pidió por el triunfo de Boca, "porque la única manera de volver a ganar la Copa es jugándola", tal como explicó el usuario Eze_gb18 en uno de los comentarios.

El abanico de razones para preferir a River, que también arrasa en las redes sociales de los medios partidarios, es más variado, aunque el hecho de "entrar por méritos propios y no por favores ajenos" es la más repetida, seguida por la obviedad de mantener la ventaja respecto a Boca. En todos los casos, abundan las críticas a la Conmebol, sus procedimientos y el uso del VAR, que consideran arbitrario.

El mismo tono se desliza en la opinión de Héctor "Yoyo" Maldonado, vicepresidente segundo del club. Consultado por LA NACION, el dirigente no mostró inclinación por nadie en la final – " Que se dé lo que Dios disponga", dijo-, pero hizo especial hincapié en pedir "que se corrijan las barbaridades que hemos visto cometer en los últimos tiempos en el fútbol argentino y en la Conmebol".

Emmanuel Gigliotti, goleador de Independiente que quiere volver a jugar la Copa Libertadores y prefiere campeón a Boca
Emmanuel Gigliotti, goleador de Independiente que quiere volver a jugar la Copa Libertadores y prefiere campeón a Boca Fuente: FotoBAIRES

Quienes frecuentan la interna del Rojo sostienen que en el equipo directivo hay partidarios de las dos veredas. El dinero que repartirá la Libertadores a partir de 2019 resulta muy tentador para quienes manejan las arcas de la entidad y calculan los beneficios que traería participar, aunque sea de rebote. Otros, en cambio, piensan en la incomodidad que supondría la visita de un Boca flamante campeón, y prefieren pensar en un recibimiento más relajado.

El plantel, comprensiblemente, ve las cosas desde otro prisma. Lo explicó perfectamente Emmanuel Gigliotti hace algunas semanas, incluso antes de que se definieran los finalistas. "Quizás al hincha no le guste lo que voy a decir pero yo no sé cuántas oportunidades más voy a tener de jugar la Libertadores y me gustaría hacerlo el año que viene porque ahora me siento muy bien", se sinceró en ese momento el máximo goleador de la Superliga.

El domingo pasado tras la victoria sobre Argentinos Juniors, el Puma modificó su discurso, y respondió con un contundente "cualquiera" a la pregunta sobre quién quería que ganase la final, pero la lógica hace suponer que su punto de vista prevalece en los integrantes del equipo. "Ojalá que lo que tenga que pasar sea lo mejor para Independiente", señaló Nicolás Domingo luego del 2-0 en La Paternal".

Ariel Holan sigue esta misma línea de pensamiento: "Hay que dejar que ocurra lo que tenga que ser y focalizarnos en nuestro propio proceso", reflexionó antes del último partido. El máximo responsable del fútbol Rojo insiste en recordar lo vivido por la institución en años recientes para contextualizar el presente y mirar hacia adelante: " Venimos de una noche muy oscura y el club está de pie, reconstituido desde el punto de vista económico y financiero, y con un equipo que es y debe seguir creciendo y siendo competitivo. Ese es nuestro desafío".

Mientras ese tiempo llegue, el hincha de Independiente, en su mayoría, se asomará a la Superfinal con la extraña sensación de saber que ningún resultado lo dejará del todo satisfecho. Es lo que pasa cuando la mente y el pragmatismo marcan la dirección de lo que conviene y el corazón, justo el camino contrario.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.