"La presión la tienen ellos, no nosotros"