La sede más esperada

Tras múltiples demoras en la obra, reaperturas frustradas y controversias de tinte político, el Estadio Ciudad de La Plata se apresta a reabrir sus puertas, con la mira en el torneo continental
Tras múltiples demoras en la obra, reaperturas frustradas y controversias de tinte político, el Estadio Ciudad de La Plata se apresta a reabrir sus puertas, con la mira en el torneo continental
Pablo Morosi
(0)
6 de febrero de 2011  

LA PLATA.– A trece años del comienzo de la obra –con una inauguración parcial de por medio, en 2003– el Estadio Ciudad de La Plata se acerca al momento de reabrir sus puertas después de un largo y agotador proceso que incluyó demoras y reaperturas malogradas, y que recobró impulso cuando se lo designó como sede fundamental para el desarrollo de la próxima Copa América, entre el 1° y el 24 de julio próximos.

El tiempo transcurrido, abundante en controversias, marchas y contramarchas, siquiera ha servido para sortear la polémica instalada en los clubes de esta ciudad sobre el efectivo cumplimiento del compromiso original de los dirigentes de Estudiantes y Gimnasia de dejar sus predios, en el bosque platense, para mudar la práctica del fútbol profesional al nuevo coloso, que, según anunciaron las autoridades bonaerenses, reabrirá sus puertas el 17 del actual con un acto al que asistirá la presidenta Cristina Fernández.

Las demoras en la concreción del estadio y el recambio de autoridades fueron haciendo mutar la posición de las dirigencias de los clubes sobre la conveniencia de la utilización del Estadio. Sólo las opiniones de figuras emblemáticas, cómo Juan Sebastían Verón o Guillermo Barros Schelotto han empezado, semanas atrás, a dejar ver una decisión que, contrariando a los sostenidos planteos pasionales, apuntan a un uso pleno del Estadio, a partir de un argumento económico-financiero. En el caso de Estudiantes se suma, además, el hartazgo de la parcialidad albirroja por el obligado traslado a Quilmes, donde el equipo ejerce la localía desde hace años.

El Estadio Ciudad de La Plata fue inaugurado parcialmente el 16 de julio de 2003 con el partido que la Argentina y Uruguay empataron 2 a 2. El seleccionado nacional era conducido por Marcelo Bielsa, quien esa noche dispuso el debut de Javier Mascherano en la escuadra albiceleste. Aquella inauguración había sido postergada por mal tiempo y, por ello, en rigor, el primer partido oficial en el Estadio lo disputaron dos equipos de primera C, Villa San Carlos y Acassuso, con un triunfo 3 a 1 para el conjunto visitante. Así, Hernán Dunjo, delantero de Acassuso, pasó a la historia por ser el primer jugador que convirtió un gol en el predio por un certamen de AFA.

Las autoridades de la provincia informaron que para la nueva etapa de obras en el Estadio, que se inició durante la segunda mitad de 2009 y que incluye, entre otras cosas, la colocación de la cubierta impermeable, ya se gastaron más de 71 millones de pesos. Según los contratos avalados en los organismos de control de la provincia, los trabajos demandarían, en total, cerca de 100 millones. Fuentes del gobierno provincial indicaron que la inversión será recuperada mediante la venta de los palcos preferenciales y con los ingresos de los espectáculos, eventos culturales y sociales que se prevé organizar. Según estimaron las fuentes oficiales, se podrían recaudar 85 millones de pesos por la concesión de uso de los palcos durante 10 años. El más económico, con 10 butacas, cuesta 320 mil pesos, mientras que el más oneroso que, incluye 23 butacas, tiene un valor de 1.500.000 pesos. Se sabe que entre los primeros compradores figuran el jugador de Estudiantes Juan Sebastián Verón y el abogado Fernando Burlando, fanático del "Pincha".

El gobernador Daniel Scioli consideró que el estadio, que ahora será el único techado en el país en su tipo, tendrá "todas las características para ser el centro de grandes eventos deportivos, pero también culturales, sociales y empresariales. Acá se puede hacer una Copa Davis con 40 mil espectadores", se entusiasmó el funcionario en diálogo con La Nacion. La potencialidad del coloso como un imán para atraer ingresos frescos a las siempre alicaídas finanzas provinciales aparece como la razón principal que decidió a Scioli, a mediados de 2008, para emprender las obras del techado. En la gobernación exhiben, ante todo, otro motivo más perentorio: un informe realizado por expertos del Ministerio de Infraestructura que reveló que las estructuras metálicas del Estadio habían comenzado a deteriorarse por la ausencia de la membrana impermeable prevista en el proyecto original de la obra iniciada a fines de los noventa, durante la gobernación de Eduardo Duhalde.

Se le atribuye al propio Duhalde haber sugerido a los arquitectos, encabezados por Roberto Ferreira, hijo del célebre artillero pincharrata del mismo nombre –cuyo estudio ganó el concurso internacional para la construcción–, la colocación del techado para diversificar su uso más allá del fútbol. Antes, el titular de la AFA, Julio Grondona, había sugerido que la capacidad para 25 mil espectadores del proyecto diseñado por Ferreira no serviría para ser sede de eventos internacionales. Así, la iniciativa pasó de tener un presupuesto de unos 30 millones de pesos (o dólares en aquel momento por imperio de la convertivilidad) a un gasto total de 75 millones de pesos, según los cómputos del Tribunal de Cuentas provincial, e incluidos los $ 14 millones que demandó la habilitación parcial del predio en 2003.

El año pasado, los responsables de la obra del techado no pudieron cumplir con el deseo de Scioli de reinaugurar el estadio como la megaobra del Bicentenario. Razones climáticas y técnicas obligaron a postergar la reapertura, prevista, en principio, para diciembre y de la que se especulaba que participaría alguna selección de uno de los países vecinos. No pudo ser.

La fiesta de apertura de la Copa América se realizará el viernes 1º de julio, previo al partido inaugural Argentina vs. Bolivia, que se jugará a las 21.45. En total se disputarán seis partidos, incluidos la semifinal y el choque por el tercer puesto.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.