Las amonestaciones a los clubes. La tabla indeseada