La vuelta será el 3 de marzo, pero peligró por una diferencia de 180 millones de pesos