Lanús no superó el reto de la altura y Bolívar será el rival de San Lorenzo