Lanús no traiciona el ataque y sigue expectante