Las dos caras de una misma salida: la decepción de Independiente se mezcló con la música desenfrenada de Santa Fe