Racing. Las razones de la derrota