Lionel Messi, el hombre nacido para codearse con la gloria

Pese a que no descolló, el crack argentino anotó el gol del triunfo ante Estudiantes a los 5 del segundo tiempo suplementario y le dio el primer Mundial de Clubes de la historia al Barcelona; lo premiaron con el Balón de Oro; "será difícil que otro equipo repita esto", declaró la Pulga tras el partido
Javier Saúl
(0)
19 de diciembre de 2009  • 17:44

ABU DHABI.- Lionel Messi no brilló ante Estudiantes de La Plata, ni hizo pesar su fútbol a lo largo de los 90 minutos reglamentarios de la final del Mundial de Clubes FIFA. Pero dicen que los grandes jugadores, como los delanteros, son así: aparecen cuando deben aparecer, están en el lugar y el momento indicado para codearse con gloria. Por eso, pese a que mostró algunos pincelazos en cuenta gotas, su sitio en el pedestal de los ídolos apareció a los 5 minutos del segundo tiempo del suplementario, cuando acompañó con el pecho el balón para definir ante la salida de Albil.

"Hoy por hoy, no nos damos cuenta de lo conseguido, aunque a medida que pase el tiempo será difícil que otro equipo lo repita", manifestó Messi luego del encuentro. Además la Pulga elogió a Estudiantes: "Estudiantes tiene grandes jugadores, está muy organizado y sale muy rápido de contra".

Camino al Mundial de Clubes, Messi fue uno de los artífices del festejo blaugrana en el Olímpico de Roma, el 27 de mayo de este año. De cabeza, marcó el 2 a 0 ante Manchester United. Su festejo significó el pasaje al emirato de Abu Dhabi, el triunfo en el duelo mediático con el luso Cristiano Ronaldo y otro paso más en su relación con el club catalán.

Con la camiseta de Barcelona, el jugador rosarino consiguió lo que otras estrellas no pudieron: ganó todo. Liga, Copa del Rey, Liga de Campeones, Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes son los seis títulos que se sumaron a la vitrina blaugrana y que tuvieron como protagonista a Messi. Brilló en el torneo español, fue goleador de la Champions y hoy entró en la historia de un club que en su rica historia jamás había logrado el título intercontinental.

A nivel clubes, Lionel Messi se consagró campeón del mundo. De acá a junio, tiene tiempo para soñar con una consagración con la selección nacional en Sudáfrica. Quizás, la deuda pendiente del joven de 22 años que no conoce de límites.

Balón de oro del Mundial de Clubes. Messi fue premiado con el Balón de Oro al mejor jugador del torneo y, como es costumbre, le otorgaron la llave de la empresa automotriz japonesa que auspicia el certamen. El Balón de Plata fue para Juan Sebastián Verón (subcampeón con Estudiantes) y el de Bronce para Xavi.

El mejor del mundo. El próximo lunes se realizará la Gala del Jugador Mundial de la FIFA es una tradición que perdura desde hace 18 años. Messi está nominado junto a Iniesta, Kaká y Cristiano Ronaldo, entre otros. Tras su gran 2009, el argentino es el principal candidato.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.