Llega la hora clave para River, que busca la máxima gloria internacional