La Liga de Campeones. Lo cazaron al vuelo