Lo ganó bien: Newell´s venció a San Lorenzo por 2 a 1

El equipo de Héctor Veira tuvo un buen desempeño y mereció el triunfo; Silvani, de penal, y Rosales, los goles; descontó Morel
(0)
3 de mayo de 2003  

ROSARIO.- Fue una gran celebración en rojo y negro. Newell´s jugó bien, generó las mejores situaciones y tuvo la cuota de determinación necesaria para llevarse el triunfo ante San Lorenzo por 2 a 1. Las emociones se reunieron en la segunda mitad, y hasta algún sofocón pasó el conjunto local en la búsqueda por sellar la victoria. Acaso el empate azulgrana hubiera sido una injusticia que, para felicidad de los simpatizantes rojinegros, no se dio.

Fue un primer tiempo intenso el que se vio en el Parque de la Independencia. En especial porque el conjunto local tuvo un compendio de buenas intenciones, aunque quizá le faltó peso en el área para desnivelar. Damián Manso fue quien manejó con criterio a Newell´s: cuando él estuvo conectado con el partido, los rojinegros dominaron. Tuvo, además, claridad para escaparle al cerrojo impuesto por Michelini y Herrón.

Los hombres de Rubén Insua, en cambio, pagaron muy caro la falta de un conductor. El equipo estuvo estático e impreciso. Apenas contó con el inagotable empeño de Alberto Acosta, demasiado aislado.

Con algunas intermitencias, el dominio de los locales fue claro. Y Rosales aprovechó el sector de Aldo Paredes para sumarse a la tarea de Manso. Pero mostró cierta flojera para crear riesgo. Y las pocas veces que lo hizo, Saja respondió con acierto.

A los 14 minutos, Rosales remató desde afuera del área; la humedad y un mal pique complicaron al arquero, que dio rebote. Lo aprovechó Silvani, pero Gonzalo Rodríguez despejó casi sobre la línea. Más tarde, Saja tapó un cabezazo de Silvani, casi a quemarropa, y un tiro libre de Manso. ¿Qué ofreció San Lorenzo? Apenas algún disparo débil de Astudillo. Demasiado poco, por cierto.

La segunda mitad pareció tener un ritmo más intenso, de ida y vuelta. Esa percepción comenzó a materializarse a los pocos minutos. Silvani aprovechó un pase en profundidad, enfrentó a Saja y el arquero le cometió penal. El delantero, entonces, abrió el score.

Respondió enseguida San Lorenzo. Morel Rodríguez ejecutó un tiro libre que pegó en la barrera; sin embargo, le quedó el rebote y esta vez tuvo más certeza para poner la pelota junto al poste izquierdo de Palos.

Cambiante, el tanteador se siguió moviendo. En un rápido contraataque, Silvani habilitó a Rosales, que se burló de la apresurada salida de Saja y volvió a marcar diferencias en el partido.

El cotejo siguió repartiendo emociones. Quizá no fue bien jugado, pero sí hubo disposición de ambos lados para jugar. Pero Newell´s lo manejó de mejor manera, y aún más tras la expulsión de Morel Rodríguez (pareció apresurada la decisión de Madorrán) por una plancha sobre Silvani. De allí hasta el final, sólo hubo tiempo para la merecida celebración rojinegra .

El apoyo a Saucedo

"Fuerza Nico", rezaba una bandera en el estadio, en apoyo al jugador de Newell´s Nicolás Saucedo, que no se entrenó en la semana. El delantero estuvo en la casa paterna, en Santa Fe, ayudando a su padre a guardar las pocas cosas que le quedaron tras la inundación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.