Los árbitros, bajo presión

El suizo Meier y el danés Nielsen son los elegidos para dirigir las semifinales; todas las miradas estarán sobre ellos
El suizo Meier y el danés Nielsen son los elegidos para dirigir las semifinales; todas las miradas estarán sobre ellos
(0)
24 de junio de 2002  • 09:36

YOKOHAMA.- Los ojos del mundo futbolero se posarán sobre ellos con la misma atención que le dispensan a Ballack o a Ahn, a Rivaldo o a Sas. Y habrá que ver cómo asimilan eso Urs Meier y Kim Milton Nielsen, el suizo y el danés que serán los encargados de impartir justicia -algo tan devaluado en este Mundial- en los dos partidos semifinales: Alemania v. Corea del Sur y Brasil v. Turquía, respectivamente.

Todo indica que a Joseph Blatter le alcanzaron los cinco minutos que participó en la reunión de la Comisión de Arbitros de la FIFA, porque su recomendación se ha cumplido de forma casi exagerada, como se dan las cosas cuando vienen tan mal barajadas que hay que darlas de nuevo: “Basta de cumplir con la representación de todas las federaciones, que dirijan los mejores”, les dijo -palabras más, palabras menos- y eso hubo de interpretarse como una orden para apelar ante la necesidad a los jueces del primer mundo futbolístico.

Y allí están, entonces: Meier, Nielsen y cada uno de sus asistentes y cuarto árbitro, todos europeos, menos uno. Para el partido más complejo, el que se disputará en Seúl, mañana, el suizo será acompañado por Frederic Arnault, de Francia, Evzen Amler, de Checoslovaquia, y Gilles Veissiere, de Francia. Para el otro -no menos complicado-, que se jugará en Saitama, pasado mañana, el danés estará acompañado por el polaco Maciej Wierzbowski, el eslovaco Igor Sramka y el norteamericano Brian Hall.

Meier ha dirigido un solo partido en esta Copa del Mundo, que tuvo como protagonista justamente a Corea del Sur. Fue en el empate del equipo local, 1 a 1, contra Estados Unidos, por el Grupo D, en la primera rueda, cuando los muchachos de Guus Hiddink ni soñaban que estarían donde están ahora y mucho menos en semejante ojo de tormenta. Aquel día, el árbitro sancionó un penal a los coreanos, por foul de Agoos a Hwang, a los 40 minutos del primer tiempo. Sí, fue penal. Y La Nacion lo calificó con un 6, bien. También amonestó a los norteamericanos Frankie Hejduk y Jeff Agoos, en el primer tiempo, y al coreano Myung Bo Hong, faltando diez minutos para el final. A nadie se le ocurrió, en el momento, averiguar quién era, de dónde venía, qué le gustaba hacer. Todavía los árbitros no eran tan protagonistas de este Mundial. Ni siquiera para los argentinos apareció un dato en el recuerdo: este suizo dirigió en el Monumental, el 5 de septiembre de 2001, cuando la Argentina venció a Brasil, nada menos, por las eliminatorias, 2 a 1. Fue la noche del gol de Cris, en contra, que definió el encuentro. Entonces, amonestó a tres argentinos -Vivas, Simeone y Burgos- y a dos brasileños -Eduardo Costa y Roque Junior-. No tuvo mayor incidencia en el resultado.

Nielsen dirigió dos partidos ya en este Mundial. El empate entre Alemania e Irlanda, 1 a 1, que se definió en tiempo de descuento, con gol de Robbie Keane a los 92 minutos; allí no amonestó ni expulsó a nadie y, más que fallos polémicos, se le marcó cierta permisividad en el juego brusco de los alemanes. El otro encuentro que estuvo bajo su responsabilidad fue Bélgica 3 v. Rusia 2. Allí amonestó a cinco jugadores, cuatro rusos y un belga. Tampoco dejó algo para la historia, aunque el fútbol argentino sí lo tiene en la suya: fue quien arbitró el encuentro en aquella noche heroica de Saint Etienne, ante los ingleses, por los octavos de final de Francia 98. Entonces dio dos penales, uno para cada uno, ambos inexistentes.

Por Daniel Arcucci

Enviado especial

URS MEIER

Fecha de nacimiento: 22 de enero de 1959

Nacionalidad: suizo

Altura: 1,79 m.

Peso: 74 kg.

Internacional desde: 1º de enero de 1994

Primer partido internacional: 19-7-94, Georgia v. Malta

En Francia 98: dirigió 6 encuentros

KIM MILTON NIELSEN

Fecha de nacimiento: 3 de agosto de 1960

Nacionalidad: danés

Altura: 1,96 m.

Peso: 98 kg.

Internacional desde: 1º de enero de 1998

Primer partido internacional: 30-10-89, Kuwait v. Líbano

En Francia 98: dirigió 5 partidos, entre ellos la Argentina 2 v. Inglaterra 2, en los octavos de final

Paños fríos

YOKOHAMA (EFE).- Desde la FIFA salieron hoy a poner paños fríos a la tormenta desatada por los malos arbitrajes y la renuncia del español Angel María Villar, vicepresidente de la comisión que se encarga de regir a los jueces y titular de la Real Federación de Fútbol de su país. Todo como consecuencia directa de la escandalosa eliminación del conjunto de José Antonio Camacho.

El portavoz de la FIFA, Keith Cooper, le quitó dramatismo a la situación y afirmó que Villar permanecerá en su cargo hasta que concluya el Mundial. Esto contradice lo anunciado por el dirigente español, que ayer había expresado: “Me voy y no vuelvo. No me tienen que aceptar nada”.

La renuncia tiene un trasfondo mucho más serio de lo que parece, pues Villar es uno de los dirigentes que mayor empeño puso para conseguir la reelección de Joseph Blatter al frente de la FIFA, hecho que finalmente se produjo tras las elecciones del 29 del mes último.

Esto también profundiza las diferencias que Blatter sostiene con la Comisión de Arbitros. En declaraciones a la televisión austríaca, el presidente de la FIFA señaló que no entendía las designaciones de los referís y de los asistentes. Además, reconoció que algunos miembros de la Comisión no siguieron sus indicaciones para la elección de los árbitros para los cuartos de final, ya que la FIFA “no podía permitir errores”.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.