Los cambios de Sabella: sacó a Messi y modificó la táctica en medio del partido

El DT aprovechó la lesión del Kun Agüero para meter a Lavezzi de volante ofensivo por derecha; la Pulga salió a los 16 del segundo tiempo, y el entrenador aseguró que lo hizo para "preservarlo"
(0)
25 de junio de 2014  • 20:01

Ya está. Terminó la fase de grupos. La selección salió primera. Ganó los tres partidos. Y, sin embargo, hay algo que no cierra, que no convence. Alejandro Sabella lo dice con su cara, lo dice, también, con sus cambios. Hoy otra vez el equipo volvió a mostrar fallas defensivas, fallas en la transición ataque-defensa, otra vez mostró dos caras.

Saqué a Messi para preservarlo (Sabella)

Si bien la selección comenzó jugando con el esquema táctico 4-3-3, la lesión del Kun Agüero le sirvió al DT para cambiar el esquema y poner a Ezequiel Lavezzi de volante ofensivo por derecha para darle algo de equilibrio al equipo.

El primer gol de Nigeria fue una daga en el corazón del esquema preferido por los jugadores. El contragolpe desnudó la descompensación de una táctica inicial que sólo tuvo a Zabaleta por la banda derecha.

Video

Por eso Sabella no dudó en exigirle a Lavezzi que sea más generoso en el aspecto defensivo, algo que Agüero había descuidado ya que jugó muy pegado a Higuaín, por el centro.

El otro cambio que llamó la atención fue la temprana salida de Messi, a los 16 minutos del segundo tiempo. Si bien se especula que lo sacó para cuidarlo, quedó demostrado que sin la Pulga la selección no tiene poderío ofensivo.

"Tenemos un equipo muy ofensivo y Nigeria es un equipo que desdobla muy rápido", dijo Sabella

Video

En lugar de Leo entró Ricky Alvarez, que se recostó por la banda derecha y liberó a Lavezzi, manteniendo el 4-4-2 con Gago y Mascherano de doble cinco, y Di María y el ex Vélez por las bandas.

Tres aspectos a tener en cuenta

La debilidad de la dupla central. En el segundo gol de Nigeria, Federico Fernández salió a marcar muy lejos y dejó un hueco por el centro de la defensa que ni Garay ni Rojo llegarona cubrir.

La desconcentración en los primeros minutos. Los dos goles de Nigeria fueron en los primeros minutos del primer tiempo y en los primeros del segundo.

La descompensación táctica. Si Sabella repite el esquema que hoy comenzó el partido, la selección no tiene un jugador por derecha capaz de sorprender en ataque y ayudar a Zabaleta en la defensa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.