Los clubes argentinos siguen sin sanear sus cuentas

Los números de la AFA bajo la lupa del Estado
Los números de la AFA bajo la lupa del Estado Crédito: AFA
Pese a los aportes millonarios del Estado, las finanzas de los clubes están en rojo
Mariano Obarrio
(0)
30 de noviembre de 2013  • 14:54

Una de las patas flojas del Programa Fútbol para Todos es la de su fracaso como herramienta de saneamiento para los clubes. Pese a que desde 2009, cuando comenzó a funcionar, este proyecto les ha inyectado grandes recursos económicos, las deudas de las entidades continuaron aumentando.

Como la mayoría de los clubes todavía no aprobó sus balances, el más reciente estado de situación oficial corresponde a las cifras de comienzos de este año, que señalaban que el pasivo global de las instituciones de la primera división registraba un aumento del 47% desde la implementación del programa, en agosto de 2009.

De los $ 1131 millones de los que se partió en aquella época, por entonces habían pasado a superar los $ 1650 millones. Pero puede afirmarse que, tomando los balances que ya se han aprobado -lo han hecho River y Boca, entre algunos otros, y para fines de año todos los demás clubes deberían concluirlos-, la situación sólo siguió empeorando.

Fútbol para Todos le aporta a la AFA un monto anual de $ 825 millones, pero esa cifra tiene un aumento pendiente de concreción: hace meses, la Jefatura de Gabinete prometió un incremento de $ 150 millones que todavía no llegó a hacerse efectivo. En el último balance de la máxima entidad del fútbol aparece que la carta de intención en la que estaba previsto el aumento se firmó en agosto pasado. Pero la comunicación definitiva nunca figuró en el Boletín Oficial.

En la AFA siguen esperando, pero en los últimos meses se les hizo imposible reactivar el movimiento, entre otras cosas por las derivaciones que eso podría provocar en el camino hacia las elecciones del pasado 27 de octubre.

El descalabro general es consecuencia, entre otras cosas, del incumplimiento de pautas establecidas en un comienzo. En los albores del programa se habló de que la AFA impondría sanciones a los clubes que no mantuvieran sus cuentas en orden. Nunca ocurrió.

Fuente: LA NACION

La idea era impulsar algún sistema de seguimiento como el que rige en Europa; allí, la UEFA fomenta un "fair play financiero", cuyo objetivo es que los clubes controlen sus gastos. En lugar de aplicarse esas reglas, aquí se utilizaron atajos para maquillar desbandes financieros. Por ejemplo, el revalúo y la escritura de nuevos activos, o cubrir los déficits operativos con cuotas de ventas de jugadores producidas en períodos anteriores.

Todo eso funcionaba mientras nada se saliera de los cauces más o menos habituales. Pero el estallido que se produjo recientemente en Colón puso otra vez bajo el foco una situación difícil de sostener. El derrumbe económico en la entidad santafecina se hizo indisimulable cuando los futbolistas tomaron la medida de no salir a jugar el partido con Atlético de Rafaela, el 18 del actual, en reclamo de sueldos impagos por varios meses y en medio de una situación económica general más que inquietante: el pasivo institucional del club sabalero ronda los $ 85 millones -un crecimiento de más del 50% respecto de 2012-, y llegó a acumular una deuda de $ 5,7 millones con el plantel profesional. Pero aunque Colón aparece hoy como el club más apremiado por el fantasma de la bancarrota, no es el único caso de desequilibrio financiero.

Otra institución de primera con problemas es All Boys; Julio César Falcioni, que fue entrenador del equipo de Floresta hasta hace dos semanas, acaba de confiar que todavía no pudo rescindir su contrato porque el club le debe varios meses de salario. Y ayer, Sergio Marchi, el secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados, de visita en la práctica de River, alertó: "Hay más clubes que pueden seguir el camino de Colón".

Sin un sistema de controles de la AFA y sin que a la vista aparezca una intención de saneamiento en los clubes, con Fútbol para Todos sólo se consiguió, hasta ahora, profundizar la dilapidación de recursos, un problema endémico del fútbol local.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.