Expertos sostienen que el zika llegó en Brasil 2014 y temen que se propague mundialmente en los Juegos Olímpicos