Los gestos de consuelo de la selección Sub 17 para Brasil tras la goleada

El consuelo de Palacios para Patryck, uno de los más afectados por la derrota de Brasil
El consuelo de Palacios para Patryck, uno de los más afectados por la derrota de Brasil Crédito: Captura de TV
(0)
31 de marzo de 2019  • 10:32

La selección Sub 17 necesitaba golear a Brasil al menos por tres goles para seguir en carrera en el Sudamericano de la categoría que se realiza en Perú. Lo consiguió con goles de Matías Godoy, Matías Palacios y Bruno Amione, en el tercer minuto de descuento, y esa milagrosa clasificación le permitió acceder al hexagonal final del torneo, al mismo tiempo que eliminó al conjunto verdeamarillo.

Vale destacar que Brasil quedó eliminado de este torneo, pero de todos modos jugará el Mundial como país organizador, del 2 al 24 de noviembre próximo. Pero la prensa brasileña remarcó que fue la primera vez que la selección canarinha se quedó afuera de la parte decisiva del Sudamericano Sub 17, un torneo casi hecho a medida de Brasil: lo conquistó 12 veces en 18 participaciones.

Eso sí: más allá del lógico festejo luego de cumplir una hazaña, varios integrantes del seleccionado argentino se acercaron para consolar a sus rivales, muchos de los cuales se habían derrumbado sobre el césped luego de quedar al margen de la competencia. Ignacio Fernández, Matías Palacios y Juan Sebastián Sforza fueron algunos de los que saludaron y tuvieron palabras de apoyo para sus adversarios.

En todo caso, no es un gesto que sorprenda. No al menos si se tiene en cuenta que quien está al frente de este seleccionado es Pablo Aimar. El cordobés, desde el comienzo de su gestión al frente de los equipos juveniles, insistió en la importancia de la educación, en inculcar valores y en la formación personal de cada uno de los chicos, más allá del fútbol. Claramente, con influencia de José Pekerman, que dirigió a Aimar en su exitoso ciclo como encargado de las selecciones juveniles argentinas hace un par de décadas.

"Si uno es amable, los que lo rodean terminan siéndolo. Se vio el otro cuando los chicos nuestros perdieron 3-0 y fueron y saludaron a sus rivales. Los chicos uruguayos, cuando les tocó perder con nosotros algún amistoso, hicieron lo mismo, más allá de que dentro del partido siempre hay algún roce o alguna pelea. No tengo claro de que eso tenga incidencia en el rendimiento dentro del campo, pero sí en la vida y al final ellos son futbolistas dos horas por día, el resto son personas", comentó al respecto Aimar hace unos días, con una referencia al debut, donde el equipo perdió con Uruguay, y más allá de la tristeza por la caída, varios jugadores felicitaron a sus vencedores. Una actitud ejemplar, en el triunfo y en la derrota.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.