Los Moyano y los barras, una relación al descubierto

Pablo, hijo de Hugo y secretario del gremio de Camioneros, llegó al estadio con la barra brava de Independiente; el fin de semana, su hermano Facundo había compartido un safari con el mismo grupo de hinchas.
Nicolás Balinotti
(0)
22 de junio de 2010  • 14:17

POLOKWANE.- "Pibe, baja la cámara", increpó un hombre de mirada de acero y músculos dibujados que vestía una camiseta de Independiente. Adelante suyo, junto a los bombos y las banderas de Independiente, marchaba Pablo Moyano, el secretario adjunto del gremio de Camioneros. El domingo pasado su hermano Facundo, del gremio de los peajes, había disfrutado de un safari con el mismo grupo de personas, todos integrantes de la barra brava de Independiente, tal como lo reveló LA NACION.

Los Moyano están indentificados con Independiente. Pablo fue dirigente y su padre Hugo fue el mediador para que el gobierno de la provincia de Buenos Aires le ceda al club de Avellaneda un predio de 27 hectáreas en Villa Dominico, cercano al Ceamse. Además, a ambos los une una gran amistad con Julio Comparada, el presidente del club.

La barra de Independiente es una de las 43 bandas que integraban la agrupación kirchnerista Hinchadas Unidas Argentinas (HUA). Su cercanía al poder le permite por ahora quedarse en Sudáfrica. Los muchachos de HUA ya no son 235 como en el comienzo de la aventura mundialista, sino que quedan poco más de cien, en su mayoría todos de los Rojos.

Sucedió algo curioso cuando ingresaba la barra de Independiente. Dos agentes de la Policía Federal Argentina revisaron que las banderas no se exedan de las medidas reglamentarias (2 metros por uno) y demoraron a un hincha argentino que exhibía una bandera celeste y blanca. Sin embargo, a su lado, los muchachos de la barra pasaron con bombos y una bandera de Independiente de unos 25 metros de largo.

Previo al desembarco de los barras de HUA, una persona vinculada a Hugo Moyano habría intentando enviar un container con alimentos como parte de un cargamento oficial o diplomático. Se especula que el destino era Andries 142, el domicilio de la escuela en Pretoria donde se hospedan los barras. Finalmente, el cargamento quedó en Buenos Aires.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.