Los palos dejaron afuera a Chile

Fuente: AP
Dos jugadas que cambiaron el destino del partido; la mala suerte jugó en contra de "La Roja"
(0)
28 de junio de 2014  • 17:22

Fueron dos jugadas que, sin dudas, cambiaron el destino del partido. Los palos, en ambas, dieron su veredicto en favor de Brasil . Ellos también fueron fundamentales para evitar la caida de los locales en octavos de final. Chile los sufrió.

Habían pasado casi 120 minutos, Mauricio Pinilla tomó la pelota afuera del área y lanzó un fuertísimo remate que hizo temblar el arco de Julio César. Era un triunfo inapelable para Chile. Pero no. Fue todo travesaño.

El mismo destino tuvo Gonzalo Jara. Al defensor chileno le tocaba patear el último penal para continuar con la definición. Cruzó la pelota a media altura, la pelota rebotó en el palo izquierdo de Julio César, cruzó el arco y salió afuera. Ganó Brasil, con la suerte de su lado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.