"Los problemas siempre los dejamos fuera de la cancha"

Lo dijo Juan José Serrizuela, un jugador indiscutido en San Lorenzo; "el equipo creció en madurez", explicó
Lo dijo Juan José Serrizuela, un jugador indiscutido en San Lorenzo; "el equipo creció en madurez", explicó
(0)
23 de enero de 2002  

"¿Serrizuela? Es fundamental, fundamental. Cuando no lo tuvimos con nosotros, si bien estuvo bien reemplazado, no fue lo mismo, sobre todo por la experiencia. Juan siempre impuso solidez en la defensa y una proyección precisa y peligrosa". El elogio es de Manuel Pellegrini , técnico de San Lorenzo. Se refiere a Juan José Serrizuela , un hombre acostumbrado a la regularidad y la efectividad.

"No me olvido más de mi gol a Talleres, en Córdoba, en el 3 a 0 del torneo Clausura. Tanto probar en los tiros libres, que uno se me tenía que dar. Ahí, te digo la verdad, ya nos sentimos campeones del torneo", dice el defensor, luego del exigente entrenamiento en la Ciudad Deportiva.

- ¿Y ahora, no?

-No, no, nos falta un paso nada más. Pero el equipo creció en madurez, en solidez, trabaja muy bien los partidos y ataca con peligro. Tenemos jugadores desequilibrantes de la mitad de la cancha hacia adelante. Y atrás estamos tranquilos. Bueno, si me equivoco está Saja...

-¿Que te preocupa de Flamengo? Dicen que no está en el mejor momento...

-No sé, siempre se dice lo mismo y después te sorprenden. A mí lo que más me inquieta es el contraataque, porque los brasileños son muy inteligentes y saben tratar muy bien la pelota. Juegue quien juegue. Además, tenemos que estar atentos con la ansiedad de la gente. Es algo que tenemos que tener a favor, pero si no logramos el gol en los primeros minutos, lo importante será no perder la calma.

-¿Es una ventaja definir como local? No todos piensan que sí, justamente por la presión...

-Tenemos que seguir de la misma manera: el secreto es no volverse locos, no cambiar si las cosas no nos salen bien de entrada. Deberíamos repetir los primeros minutos ante Cerro Porteño o con Corinthians, en las etapas anteriores, en las que tuvimos momentos de muy buen fútbol.

Campeón mundial Sub 20 en Malasia ("uno de los mejores momentos de mi vida"), campeón local con San Lorenzo ("fue especial, porque aposté por volver a la Argentina y no me equivoqué"), de buen comienzo en Lanús y errático paso por Mallorca, Serrizuela casi deja San Lorenzo. Un conflicto entre los dirigentes de aquí y de allá cinco meses atrás no le permitió jugar la primera etapa de la Mercosur. "Fue una gran frustración, porque yo me entrenaba con mis compañeros y los partidos los veía desde la platea. Pero ahora todo es distinto. Quiero quedarme mucho tiempo en San Lorenzo", admite, sin dudar.

-¿Afectan los problemas económicos en el momento de jugar un partido decisivo?

-No, es un tema que hablamos mucho con mis compañeros. Los problemas siempre lo dejamos fuera de la cancha. Y en el campo, nos matamos por San Lorenzo.

Una reunión distendida

Tras la práctica de anoche y antes de ir a la concentración, el plantel se reunió con los dirigentes; tuvieron una charla muy amena y compartieron un asado en la Ciudad Deportiva. La intención fue demostrar que no quedaron heridas luego de que el equipo azulgrana regresó el miércoles último de Mendoza molesto por la falta de dirigentes de peso.

La charla por los premios de la Mercosur se postergó hasta pasado mañana, un día después de la final con Flamengo.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.