Los puntos fuertes de Brasil para un partido a todo o nada