Manchester City interrumpió una racha ganadora de 18 triunfos, salvó el invicto y empató con Crystal Palace