Mancini calificó de estúpida la lesión de Agüero, que no juega por una quemadura