Your browser does not support javascript

Violencia sin fin. Manda el terror: un muerto en otra tarde de irracionalidad