El torneo Apertura. Manos vacías: perdieron los dos