Maradona siguió a la selección por TV

El ex N°10, aún internado, vio el partido ante Marruecos junto con Ricardo Bochini; ayer volvió a caminar y continúa en franca mejoría
Pablo Tomino
(0)
29 de abril de 2004  

Rodeado por sus seres más queridos, dando ya los primeros pasos por la habitación y prendido al televisor siguiendo de cerca el amistoso entre el seleccionado argentino y el de Marruecos junto con Ricardo Bochini, Diego Armando Maradona prolongó su mejoría disfrutando de sus pasiones: la familia y el fútbol.

El ex N° 10, internado desde hace once días en la sala de cuidados críticos de la Clínica y Maternidad Suizo Argentina, fue un hincha más del equipo que dirige Marcelo Bielsa, que ayer salió al campo de juego con un mensaje escrito con el corazón: "Diego, Argentina con vos", decía una bandera que sostenían los futbolistas en el estadio Mohammed V. Maradona ya le había agradecido y deseado suerte al seleccionado mediante un comunicado que se entregó anteayer, en lo que fueron sus primeras palabras desde su internación.

Desde Marruecos, minutos después de la victoria argentina sobre el seleccionado local, el zaguero Roberto Ayala hizo su dedicatoria, a la distancia, para el ídolo. "Habernos enterado de que Diego ya pudo caminar fue la mejor noticia que podíamos recibir antes del partido. Esta victoria se la dedicamos a él, y es el deseo de todo el grupo que muy pronto esté mejor de salud", comentó Ayala.

En Buenos Aires, entre algunas acotaciones maradonianas y con esa picardía que lo define en detalle, Diego vio el segundo tiempo ante Marruecos junto con el ex futbolista Ricardo Bochini. Claro que sus familiares más directos permanecieron en una habitación especial en el sexto piso. Allí estuvieron su ex esposa Claudia Villafañe, sus hijas Dalma y Giannina, su papá, Don Diego, y su hermano Lalo. Además, recibió la visita del actor Ricardo Darín.

"Diego estaba emocionado porque lo dejaron ver el partido, aunque se agarró algunos enojos porque no le gustó... No le gustó el partido y se quejó por eso. Además, le dio bronca que algunos jugadores no anduvieron bien. Me alegra saber que Diego está mejor, ya enchufado con la pelota y con ganas de irse rápido a su casa", dijo El Bocha.

El interés de Maradona por ver al seleccionado y salir pronto de la clínica formaron parte de la notoria evolución que evidenció día tras día. En el último parte médico se detalló: "El cuadro clínico se mantiene estable, con mejoría progresiva del estado cardíaco y pulmonar. Continúa sin fiebre. La única medicación que persiste por vía endovenosa son antibióticos; el resto, se administra por vía oral. Sigue alimentándose normalmente. Aunque con el estado actual podría pasar a un área de menor complejidad, seguirá en la unidad de cuidados críticos para facilitar el control de la privacidad necesaria".

Mientras su médico personal, Alfredo Cahe, aseguraba en el diario español As que Maradona no fue internado por una sobredosis de droga -"tiene un físico privilegiado y es muy fuerte; pronto podrá hacer una vida normal y jugar al fulbito si quiere", dijo Cahe-, las buenas noticias por la salud del ex astro acercaron alivio entre los fanáticos que habitualmente permanecen apostados en la puerta de la clínica porteña.

Ayer transcurrió sin sobresaltos cuando jugó el seleccionado ante Marruecos, puesto que la gente permaneció en el lugar -el choque no despertó demasiado interés- y apenas un hincha con la camiseta argentina le rindió tributo al ex N° 10. Lo cierto fue que Maradona disfrutó del mejor día desde su internación, ya de pie, con buena aceptación de los alimentos y otra vez bien cerca de la pelota. Y de la selección, claro, ese idilio que no reconoce el paso del tiempo.

Controversias por la N° 10

La FIFA confirmó que aún no recibió ninguna propuesta oficial de retirar la camiseta con el N° 10 de la selección argentina como homenaje a Maradona. "Hasta que no se haga oficialmente, no podemos decir nada", aseguraron desde el máximo organismo sobre la propuesta reavivada por los jugadores argentinos D’Alessandro, Cavallero y Ayala. Este tema despertó controversias. El ex futbolista Mario Alberto Kempes, figura del seleccionado argentino campeón Mundial 1978, calificó como una tontería esta idea. "El 10 los usan los mejores jugadores del mundo y la Argentina, algún día, tendrá otro jugador parecido a Diego", dijo Kempes al diario La Voz del Interior.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.