Maradona siguió todo desde la platea

(0)
23 de diciembre de 2009  

BARCELONA (De un enviado especial).- No estuvo en el banco de los suplentes, pero su figura se vio públicamente recién ayer en la platea del Camp Nou. Finalmente, el técnico del seleccionado, que está suspendido por la FIFA hasta el 15 de enero próximo, por sus groseras declaraciones tras la clasificación al Mundial de Sudáfrica 2010, fue al estadio a ver la derrota de la Argentina ante Catalunya.

Como no podía recibir entradas de protocolo, Diego Maradona lo vio en un sector de platea común, a un costado del palco oficial, entre la gente. Antes del partido saludó y firmó autógrafos, y recibió la visita de Joan Laporta, presidente de Barcelona, que enseguida mandó a llamar más efectivos de seguridad para reforzar el sector.

Vestido con una campera negra, sin la ropa oficial del conjunto nacional, se lo observó con el rostro serio durante gran parte del encuentro y lamentó principalmente la desconcentración defensiva de la Argentina. En la platea, a Maradona se lo vio junto a Fernando Molina, su asistente de prensa y novio de su hija Dalma, y su custodio personal. Tres dirigentes de la FIFA supervisaron que Diego cumpliera la sanción.

En el arranque del primer tiempo, abrió los brazos airadamente cuando a Diego Pozo se le escapó una pelota de las manos. Y aplaudió desaforadamente las oportunidades que desperdiciaron los delanteros. Casi nunca pudo mantener la espalda pegada a la silla. En el entretiempo, los plateístas esquivaban los pies del DT al querer trasladarse a la zona de comidas. ¿Tuvo contacto con el banco argentino? A través de un teléfono celular ordenó los cambios y en el descanso salió hasta la calle interna del Camp Nou para poder hablar con sus colaboradores.

Durante toda la estada del seleccionado en esta ciudad, Maradona estuvo recluido en su habitación del piso 11 del hotel Juan Carlos I, el búnker argentino en esta ciudad. En la puerta de su habitación siempre hubo dos custodios para evitar cualquier presencia o guardia periodística. Los traslados en la ciudad fueron en una camioneta negra totalmente polarizada.

Un verdadero juego de escondidas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.