Marcelo Gallardo, la jerarquía para los clásicos y el camino a la Libertadores 2020

Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
17 de marzo de 2019  • 23:59

"El equipo está presente en los partidos de jerarquía". Marcelo Gallardo mueve sin parar su lapicera, pero lejos está de parecerse a una cuestión nerviosa, ya que habla con convicción y seguridad cada vez que opina sobre su River, que le ganó 3-0 a Independiente, en el Monumental, para enfilar su clasificación a la Copa Libertadores 2020. Una vez más, el equipo demostró sapiencia y vigor para afrontar un duelo crucial y el entrenador se fue más que satisfecho con la actuación, antes de enterarse de la gravedad de la lesión que sufrió Juan Fernando Quintero, una de las figuras.

"Para nosotros era muy importante este partido. Era el quinto de la seguidilla y no es fácil. Venimos con poca recuperación y los partidos son muy duros. Y hoy contra un gran rival, que siempre nos exige al máximo, estuvimos a la altura, muy concentrados en todas las líneas, frescos, con buenas decisiones, que era una de las cosas que yo les pedí a los jugadores antes de empezar porque había que estar lúcidos. Estoy contento, salimos de la seguidilla de partidos claves y hasta ahora hemos conseguido la plaza de la Copa Libertadores del año próximo. Con un poco más de aire esta semana, vamos a recuperarnos para poner el foco en lo que viene, en el último tramo", destacó Gallardo.

"Ganamos en todas las líneas. Estos partidos que son de propuestas interesantes, con el arco de enfrente como prioridad, se suelen soltar en la mitad de la cancha. Me parecía que sumar gente con buen pie nos podía facilitar una mejor posición en ofensiva y cuando se diera el golpe por golpe podíamos sacar un poco de ventaja. Nos adaptamos a tener la pelota o a jugar directo. Es la muestra de un equipo que sabe jugar en diferentes facetas y lo hace bastante bien", agregó el entrenador sobre la decisión de juntar a Ignacio Fernández, Cristian Ferreira y Juan Fernando Quintero en el equipo titular.

Con el triunfo ante los Rojos, ya son 13 los clásicos que River lleva invicto (nueve triunfos y cuatro empates) y 11 los encuentros sin perder en el semestre, luego de caer en las tres primeras presentaciones del año ante Defensa y Justicia, Unión y Patronato. ¿Qué balance hace el DT de la situación?

"Es una cuestión de preparar los partidos de una manera mucho más focalizada. Ha pasado eso con los equipos de mayor jerarquía y tal vez hemos perdido puntos con equipos de menor jerarquía. Debemos tratar de ser más regulares en ese aspecto, pero estos partidos te tienen mucho más alerta, el jugador se prepara diferente, sabe que la concentración es otra. En esos partidos en general nos hemos preparado muy bien. Eso hace que cuando jugamos con ese nivel de concentración, seamos muy duros para enfrentar. Esperemos poder seguir estando presentes en los partidos importantes", analizó Gallardo.

No tenemos mucho tiempo para prepararnos de un partido al otro. Yo hago hincapié mucho en la recuperación después de los partidos y voy viendo, observando y decidiéndome por los que veo mejor.
Marcelo Gallardo

En tanto, a la hora de opinar sobre las distintas variantes que tiene para poder abrir o definir un partido, Gallardo se mostró contento de poder tener una alta competencia interna en el plantel: "Es lo bueno de tener jugadores en un gran momento. A mí me encanta que haya una competencia muy importante dentro del plantel, para yo poder decidir después según lo que siento o quiero para el equipo. Ahí tratamos de obtener un plus que nos posibilite ser mejores que el rival. Hoy tuvimos dos o tres situaciones claras de gol en el primer tiempo y no pudimos convertir. Pero ahí está la tranquilidad que se necesita. A veces los goles aparecen rápido y a veces tardan un poco más. Hoy apareció desde el banco y el equipo se soltó".

Otras frases de Gallardo

Por qué eligió a Álvarez: "Son decisiones y percepciones. Creía que Julián estaba fresco, con entusiasmo de jugar, lo observé cuando estaba en el banco y no le había tocado entrar. Me daba una frescura diferente a la que teníamos con Pratto y Borré que venían jugando bastante en estos últimos meses"

El presente de Ponzio sin tanta continuidad: "Leo viene jugando los partidos que considero que tiene que jugar y después es una cuestión de rendimientos. Para mí está siempre primero el equipo, más allá del liderazgo de Leo, él entiende perfectamente, fue una de las cosas que hablábamos a principio de año. Es una referencia clara de lo que para mí es un liderazgo de grupo, entender cuáles son los momentos y trabajar en que el equipo esté siempre por delante de los nombres. Y eso él lo entiende muy bien, es muy inteligente"

Su cruce con Holan en la semana: "La prensa quiso generar un ambiente medio distorsionado, medio una trampa en la que no me gustó entrar. Se lo dije hoy a Ariel antes de empezar el partido. No me gusta caer en la estupidez del llevo y traigo. Él tenía su postura, yo tenía la mía. Yo en ningún momento me quejé de los arbitrajes, dije que había sufrido algunos fallos desfavorables como a veces tenemos favorables. A mí me preguntaron y yo contesté. A Holan le llegó una versión de que yo me quejé. Hay que tener mucho cuidado y coincidimos con eso antes del partido. Es mejor no contestar preguntas que tienen cierta trampa"

El fútbol femenino profesional: "Quiero felicitar al fútbol femenino por profesionalizarse. Eso habla de un paso adelante. Que podamos estar abiertos a que eso suceda es muy bueno en estos tiempos. Participaré desde donde me toque. Ayer fuimos con Leo Ponzio a darle apoyo y acompañar".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.