Más sociedades en ataque y velocidad, la búsqueda de Miguel Russo en Boca

Fuente: FotoBAIRES
(0)
24 de enero de 2020  • 23:47

A Miguel Ángel Russo le hubiera gustado tener un tiempo mayor de preparación antes del arranque oficial, pero no pone excusas y, conocedor del mundo Boca , sabe que de nada sirve lamentarse por los problemas que puedan surgir, sino enfocarse en las soluciones. Por eso, más allá de que no le gusta hablar sobre lo que hacía Gustavo Alfaro , el entrenador anterior, va moldeando su estilo con los entrenamientos y los amistosos que pudo disputar ante Universitario de Perú (2-0) y Atlético Paranaense (3-1).

En ambos triunfos se notaron algunas decisiones que son del ADN de Miguel Angel Russo y que marcarán un contraste (al menos desde las intenciones) con lo que se observaba antes: un esquema 4-1-3-2 o 4-3-1-2 , laterales que se proyectan para generar triangulaciones, una velocidad mayor a la hora de atacar y la búsqueda de sociedades ofensivas que le aporten otro respaldo a las individualidades. Antes, sobre todo en ataque, el Boca de Alfaro hacía todo demasiado forzado, carecía de fluidez y entendimiento. "El objetivo es que haya una forma y una idea. No hay que renunciar a eso. Lo necesitamos nosotros y la gente", comenta Russo.

Durante los primeros pasos, en los cinco goles que marcó Boca con Russo ya se vieron algunos patrones de búsqueda. Ante el conjunto peruano, el 1-0 lo hizo de penal Villa, pero la jugada previa se generó con una pared entre Salvio y Reynoso . Y, en el segundo gol, con un muy buen centro de Obando para el cabezazo de Ábila.

Frente al conjunto brasileño, anotó con una búsqueda de Reynoso para Zárate; con un gran contraataque que terminó con un centro atrás de Obando para Zárate (como ante Universitario, con Wanchope, da la impresión que el mediocampista zurdo va generando entendimiento, sabe dónde encontrará a sus receptores) y el tercero con una exquisita definición de Reynoso tras un pase de Tevez.

No hay dudas: ofensivamente los futbolistas de Boca ahora se buscan más. Y desde la elección de las características, Russo también busca jugadores veloces, que rompan líneas y sean desequilibrantes en los uno contra uno. Puede juntar a Zárate, Tevez, Salvio y Villa, y prefiere laterales con más capacidad ofensiva (como Buffarini y Fabra ) a los que jugaban con Alfaro, Weigandt y Mas. En esa búsqueda de ser un equipo más revulsivo, ganó posiciones Villa: "Es joven, importante, tiene mucho futuro. Para mi gusto y conociendo el fútbol colombiano, como Campuzano, los tengo en cuenta. Pienso en ellos con futuro en Boca, no en otro lado". Y el ingreso de un 5 más técnico ( Campuzano ) es otra distancia que toma con el estilo anterior.

Y, a diferencia del Boca de Alfaro, que incluso jugando en la Bombonera podía tener menos tiempo la pelota que Argentinos, Banfield o Vélez, Russo buscará hacerse fuerte desde la posesión: "Me gusta la posesión, es clave. Elegir los tiempos, es lo más difícil, pero teniendo la pelota ayuda. Sin ella, te desordenás más fácil", explicó el flamante entrenador.

"Hubo jugadores que progresaron muy rápido y otros se van acomodando en lo físico. Boca tiene buenos jugadores, buen plantel y en ese sentido estoy tranquilo. Estamos seguros de nosotros mismos que es lo más importante", cuenta Russo en la previa del partido con Independiente, que se jugará este domingo desde las 21.45 en la Bombonera.

Fuente: FotoBAIRES

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.