Mauro Zárate: del silencioso pedido de titularidad a la estruendosa ovación en la Bombonera

Zárate recibió su primera gran ovación en la Bombonera
Zárate recibió su primera gran ovación en la Bombonera Crédito: Mauro Alfieri
Pablo Lisotto
(0)
11 de abril de 2019  • 13:05

Mauro Zárate reclama titularidad. A gritos. Pero no lo hace con declaraciones explosivas ni condicionando al entrenador de turno. Elige el silencio y lo exige a fuerza de goles, asistencias y actuaciones destacadas, que derivan en situaciones bisagra como la que se dio anoche, durante la goleada ante Jorge Wilstermann por la Copa Libertadores.

Por primera vez desde que llegó al club de la Ribera, el delantero oyó un genuino y caluroso "Olé, olé, olé olé, Mauro, Mauro" en la Bombonera. El reconocimiento surgió de manera espontánea después de la definición perfecta, por arriba del arquero Giménez, que decretó el 3 a 0. No fue el único momento de conexión entre uno y otros. Cuando a los 27m del segundo tiempo ingresó por Carlos Tevez, los fanáticos triplicaron los aplausos con los que despidieron al Apache.

Por primera vez desde que llegó al club de la Ribera, el delantero oyó un genuino y caluroso "Olé, olé, olé olé, Mauro, Mauro" en la Bombonera

Se da una situación incómoda en el hincha de Boca. Por un lado se da cuenta de que Zárate ofrece una intensidad muy superior a la que aporta el Nº 10. Pero jamás criticarán en voz alta al ídolo. Los casi tres años de diferencia se notan en el rendimiento de uno y otro, y da la sensación de que la ecuación debería ser a la inversa, sobre todo en la Libertadores: el exVélez de entrada y Tevez como rueda de auxilio, para aportar en la última media hora toda su experiencia en un lapso breve de tiempo, algo que le permitiría dosificar su energía y optimizar su aporte.

El técnico Gustavo Alfaro también debe manejarse con cautela en esta situación. Porque fue él mismo el que izó a Tevez al rol de "bandera" del equipo apenas unas horas después de firmar su contrato. Recuperar la mejor versión del ídolo es uno de sus propósitos, pero para ello es necesario que el Nº 10 juegue con frecuencia. Y aunque no sea algo premeditado, eso afecta directamente a Zárate.

Una noche ideal para Boca en cuanto a los números: goleada y aspiraciones de primer puesto en el grupo de la Libertadores
Una noche ideal para Boca en cuanto a los números: goleada y aspiraciones de primer puesto en el grupo de la Libertadores Fuente: Reuters

Pero el público también aporta su opinión. Y se hace escuchar. Así como alguna vez los hinchas obligaron a Guillermo Barros Schelotto a poner de titular a Wilmar Barrios, expresiones populares como las de la noche del miércoles también pueden influir.

Por lo pronto, Alfaro les da rodaje a ambos. En total, Zárate jugó más tiempo que Tevez (965 minutos contra 765), pero si solo se toma en cuenta la Copa Libertadores, el Apache duplica la presencia en el campo de juego de Mauro (306 a 142). Ante esta aparente paridad de oportunidades, el foco pasa por analizar quién de los dos las aprovecha más, y quién fue hasta aquí más productivo para el equipo.

Desde que comenzó 2019, Zárate disputó 16 partidos y marcó 7 goles (cinco por la Superliga y dos por la Libertadores). Pero además aportó 7 asistencias. Es decir que tuvo participación directa en casi la mitad de los tantos que señaló el equipo dirigido por Alfaro (14 de 32). Tevez, en cambio, dijo presente en 15 juegos, señaló dos goles (Superliga) y dos pases suyos terminaron en el fondo de la red rival.

Aún cuando su manera de celebrar el golazo de Zárate no fue con el mayor entusiasmo (un par de aplausos y total seriedad en su rostro), Tevez pondera la unión grupal. "El compañerismo que tenemos entre todos es lo que nos hace fuertes, porque así se forman los equipos", remarcó en el vestuario, cuando se le destacó el gesto de cederle el segundo penal a Benedetto, que se redimió del malogrado en el primer tiempo. Y lo mismo hace Zárate, que declaró en sintonía: "Acá estamos todos para que gane el equipo".

Hoy, la relación entre ambos es normal. No son amigos, pero hay un respeto mutuo. Atrás quedaron los días de incomodidad luego de las declaraciones que hizo el Apache en febrero, cuando había dado a entender que el arribo del exVélez había sido "para correrlo" a él. El malestar inicial del presidente Daniel Angelici, del director deportivo Nicolás Burdisso y de Alfaro se fue disipando, contribuido por el pedido de disculpas, público y privado, de Tevez.

Existe una preocupación. Que Zárate se canse de esta situación y emigre en el próximo mercado de pases. "Me confesó que se iba a Boca porque le prometieron la Selección. No tenemos el monedero de otros, sí principios", había declarado Sergio Rapisarda, presidente de Vélez, una vez que se concretó el pase de Mauro de Liniers a La Boca. Hoy, aun cuando exhibe un muy buen nivel como para ser considerado, al menos, para la inminente selección argentina local, Zárate no integra la lista de Lionel Scaloni. Eso, más su ansiedad, a la que catalogó como su punto débil en una entrevista con el suplemento deportivo Enganche, pueden provocar que se harte de la situación y busque un nuevo destino.

Por lo pronto, después de la práctica de este jueves, y antes de que los futbolistas fuesen licenciados hasta el lunes, trascendió que Zárate volverá a ser titular el viernes de la semana próxima, cuando Boca enfrente en Mar del Plata a Estudiantes de Río Cuarto, por los 32avos. de final de la Copa Argentina.

Recién después del debut en esa competencia, Alfaro tendrá unos días más para evaluar si Tevez se mantiene como titular en la Libertadores, o si Zárate se ganó su lugar entre los once.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.