Medio país salió a la calle