Mejoró: Independiente cambió de actitud

El conjunto de Avellaneda se impuso por 2 a 1 a Talleres y logró su tercera victoria del campeonato
Francisco Schiavo
(0)
11 de mayo de 2003  

Hace bastante tiempo que Independiente asumió en este Clausura que su realidad es muy distinta a la que vivió antes de dar la vuelta olímpica en el último torneo. Quizá por eso no sorprenda que se preocupe tanto en resolver temas trascendentes de cara al futuro como lo es la continuidad o no de Américo Gallego. Como tampoco sorprende que festeje con tanta fuerza la obtención de su tercera victoria en el campeonato ante un rival, Talleres, que mira con preocupación la tabla de los promedios.

La victoria por 2 a 1 en favor de Independiente tiene su justificativo en la búsqueda que realizó en el segundo tiempo. El jugador más comprometido del partido con el protagonismo y con la conducción abrió el marcador para el Rojo. Federico Insúa definió con autoridad el penal que nació de una clara infracción de Sebastián Carrizo sobre Daniel Montenegro. Pero la alegría no le duró mucho.

Es que apenas se reanudó el juego, un avance de Talleres encontró mal posicionada a la defensa de Independiente. Una habilitación de Martín Devalis, que aprovechó un mal despeje de Pablo Paz, dejó en soledad a Real, que venció de media vuelta a Damián Albil. Los defensores del Rojo pidieron posición adelantada, pero lo cierto es que Real se encontraba en la misma línea que Hernán Franco.

Independiente se tomó los primeros minutos para ver qué actitud le ofrecía Talleres. Y, al principio, aprovechó la excesiva cautela mostrada por los cordobeses para resguardar su arco. Pero hacia al final de la primera etapa perdió el dominio territorial y los desajustes defensivos se profundizaron, especialmente sobre el sector del debutante Pablo Paz.

En el primer tiempo, Independiente tuvo enfrente un equipo inteligente para plantear el partido. Sus dos líneas de cuatro le cerraron los caminos y con Real de punta lo complicó bastante. Pero luego Talleres no pudo contener la embestida de su oponente.

El ganador salió con todo a buscar el triunfo en la segunda parte y pudo conseguirlo antes, de no haber desperdiciado varias clarísimas oportunidades para anotar. Andrés Silvera, con un cabezazo, y Lucas Pusineri, con una media chilena, perdieron un par de ocasiones e Insúa estrelló un tiro libre en el travesaño. Pero el gol finalmente llegó a los 25 minutos en los pies de Pusineri, que definió a pocos metros del arco, solo, tras un centro pasado de Federico Domínguez. Por su festejo, Pusineri se fue expulsado por haberle gritado el gol a Claudio González, que también vio la roja por contestarle. El partido terminó en un clima caliente, con once amonestados y tres expulsados.

Díaz ya se está despidiendo

Entre los dirigentes de Independiente la decisión está tomada: a Leonardo Díaz no se le renovará el préstamo. Y el arquero ayer arremetió contra los dirigentes. "Vaya a saber quién toma las decisiones en este momento. Es muy difícil que un equipo muestre a un jugador que va a quedar libre. Igual, creo que mi balance en el club es muy bueno", declaró en Radio Del Plata.

Ya fueron descartados Angel Comizzo y Luis Islas, que anoche fue ovacionado por los hinchas del Rojo, y los que están en carpeta son Cristian Luchetti y Juan Carlos Olave.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.