Racing. Merlo, ante el desafío de acomodar las piezas