El torneo Apertura. Merlo y Sosa, una amistad sólo dividida por los colores