"Messi es el mejor del mundo y el abanderado de un equipo fantástico"

Solari, un trotamundos que hoy juega en Atlante y espera cruzarse en las semifinales del torneo con Barcelona, no ahorró elogios para la Pulga
Francisco Schiavo
(0)
11 de diciembre de 2009  

ABU DHABI.- Aquí y ahora. Un trotamundos como Santiago Solari no puede dar más certezas. Nada para el futuro. Sólo sabe que está en un lugar remoto y, mientras pierde la vista entre los rascacielos, habla de sus viajes como quien saca postales de una vieja caja de zapatos. "Una vez hicimos una pretemporada con Inter en Dubai; también estuvimos en Bahrein? Pero el lugar que más me gustó fue Japón. Estuve ocho veces por las copas, por los amistosos con la selección, por las giras con Real Madrid. Me parece un país fabuloso, con una cultura increíble? Acá es todo muy nuevo. Tiene 38 años de fundación, pero no es como Arabia Saudita, por ejemplo. Acá no había nada? La gente estaba con las carpas y los camellos", relata el mediocampista de Atlante, de México.

Solari se confiesa lector de LA NACION y, como un rito, dice disfrutar del diario extendido sobre la mesa; por ahora, no se alía con las tendencias digitales ni con los clicks de un mouse para entregarse a la lectura. "El equipo se mudó desde hace tiempo a Cancún. Estamos lejos y, a veces, los diarios llegan muy tarde", se lamenta. Después, con naturalidad, se zambulle en la charla.

-A los 33 años, ¿cómo tomás el Mundial de Clubes?

-Como una sorpresa. Vine por primera vez hace 13 años, con River, en la extinta Copa Europeo-Sudamericana y perdimos con Juventus; por entonces pensé: "¡Qué pena! Es una vez en la vida". Después volví con Real Madrid dos veces y una con Inter, y ahora con Atlante. Soy un privilegiado.

-¿Cómo se planifica un torneo con un monstruo como Barcelona y un equipo fuerte como Estudiantes?

-Ahora entran otras confederaciones; es más democrático. De todos modos, los favoritos son los equipos europeos y los sudamericanos. El resto viene a sobrevivir.

-¿Tenés contacto con Verón?

-No tengo contacto ahora [fueron compañeros en Inter]. Pero ¿qué voy a decir de Sebastián que no sepa todo el mundo? Es uno de los mejores futbolistas que dio la última generación. Hay muchos jugadores que hicieron una carrera maravillosa en los últimos 15 años. Zanetti es otro ejemplo. Yo estoy orgulloso con la carrera que llevo, más allá de que mi paso por la selección esté lejos del de Verón o del mismo Zanetti. A nivel de clubes, creo que no me faltó nada. Sebastián es un caso especial: le tocó volver a Estudiantes; creció y lo hizo crecer con títulos; además, es el club de donde él salió y el padre había conseguido los mismos hitos.

-¿Qué opinás de Messi?

-Es el mejor del mundo. Fue galardonado perfectamente con el Balón de Oro. Nunca fue tan justo. Fue el abanderado de un equipo fantástico a nivel juego y resultados, algo muy difícil de conjugar.

-¿Y qué decís cuando en la Argentina se lo mira de reojo?

-Los jugadores son por ellos mismos, pero tiene mucho que ver el contexto en el que se desarrollan. La calidad es la misma, pero? para mí no fue lo mismo jugar en Real Madrid que en Inter, dos grandísimos equipos. Pero mis cualidades se adaptaban mucho más a un sistema que a otro. Algo similar le ocurre a Messi. En su caso también se conjuga que es un fenómeno y que juega en un equipo maravilloso. Es un fenómeno, más allá de que rinda más en un lado que en el otro.

-¿Cómo viste la clasificación al Mundial de Sudáfrica?

-No desarrollamos el mejor fútbol. El techo está mucho más lejos de lo que dio en las eliminatorias. Recuerdo que en el 86 costó la clasificación y después fue campeón.

-¿Qué imagen te da Maradona como DT?

-Es muy difícil opinar porque nunca lo tuve como entrenador. Logró todo como futbolista; tiene el bagaje y la experiencia; ojalá lo pueda transmitir.

La charla da un vuelco. Solari cambia la cara, pero no pierde la amabilidad. Eso sí: piensa más cada respuesta. Mucho más. Ya no sólo se habla de fútbol.

-¿Por qué no seguiste en San Lorenzo?

-Socialmente, la Argentina está pasando por días difíciles y, a veces, el fútbol es un reflejo aumentado de lo que está pasando en la sociedad... Hay minorías que hacen complicado el día a día en el fútbol. Hay cosas con las que uno no transa. A mí me chocó mucho lo que sucedió en el aeropuerto cuando volvimos con San Lorenzo, después de la eliminación de la Copa Libertadores. No me lo pude sacar de la cabeza. Son cosas que no tienen por qué pasar. No juzgo a la hinchada de San Lorenzo. No fue toda la hinchada y uno decide por una situación, por unas poquitas personas que no representan a San Lorenzo, que es una gran institución. Hablo exclusivamente de los que fueron allí. Pero es uno el que decide si convive con eso si tiene la oportunidad de definir. Por el resto fue una experiencia positiva. Pero eso fue bastante definitorio.

-¿Volverías a la Argentina?

-No sé? Es algo que no sólo le pasa a San Lorenzo, es en general. Pero el 98% se comporta dentro de los límites de una normalidad, pero hay gente que se pasa. No podemos justificar la violencia. Elegí no convivir con eso, a pesar de que eso a veces te lleva al exilio. Hay cosas que no tienen medida. Prefiero sufrir en ese aspecto y no saber si alguien te va a romper una botella en la cabeza porque erraste un gol. También hay gente que se va del país porque no le gustan los piquetes o porque le quieran pegar un tiro en la calle. Pero bueno, la nota se fue a cualquier lado, ¿no?

Y Solari rió.

  • Hoy se conocerá el rival del Pincha en las semifinales

    Estudiantes conocerá hoy a su rival: Mazembe, de Congo, o Pohang Steelers, de Corea del Sur, que se medirán desde las 13 de la Argentina, en el estadio Mohammed ben Zayed. El Pincha debutará frente al vencedor de ese encuentro el martes próximo, por las semifinales.
  • Estudiantes ya se entrena, pero no contara con sosa

    ABU DHABI.– El sentir de Estudiantes quedó reflejado en las palabras de Juan Sebastián Verón. "Vamos a tratar de disfrutar cada momento porque no sabemos si pasará otra vez. Vamos a tratar de respetar la historia y la idiosincrasia del club. Es un premio estar acá", fueron las primeras palabras del capitán por estas tierras. Tras varias horas de sueño reparadoras, el plantel tuvo la mañana libre entre la piscina y algunas tareas de gimnasio. Por la tarde hizo algunos ejercicios livianos en el campo de entrenamiento Sultan ben Zayed, y a la noche llegó la mala noticia: el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) rechazó la apelación por José Sosa, que finalmente no podrá jugar.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.