Lionel Messi no da por segura su presencia en Qatar 2022: "No sé si llego"

Messi habló de todo, a dos semanas del comienzo de la Copa América
Messi habló de todo, a dos semanas del comienzo de la Copa América Fuente: Reuters - Crédito: Albert Gea
(0)
31 de mayo de 2019  • 19:31

El próximo desafío en la carrera de Lionel Messi será en breve: la Copa América que se disputará en Brasil desde el viernes 14 de este mes. Pero el crack abrió un margen de duda para el siguiente gran reto de la Argentina, siempre que supere la eliminatoria: la Copa del Mundo Qatar 2022. "No sé si llego", advirtió.

Lo hizo, en principio, solamente por ser precavido. No hay falta de motivación ni un retiro temprano, del fútbol ni del seleccionado. Simplemente, abre un paraguas ante el caso de percances. "Todavía falta. Hoy me encuentro espectacular, muy bien físicamente. Tengo 32 años [en realidad, los cumplirá el 24 de junio] y no sé cómo voy a seguir. Pueden pasar muchas cosas en el medio. Ojalá no tenga una lesión grave. Lo digo más que nada por eso", justificó su proyección, en una charla en el estudio de Fox Sports Radio.

El crack admitió, además, que sigue dolido por la asombrosa eliminación de Barcelona en una semifinal de la Champions League frente a Liverpool. En España había ganado 3 a 0; en Inglaterra perdió por 4 a 0, en una de las caídas más impactantes de su carrera. "Me duelen las derrotas, trato de asimilarlas de otra manera. Antes me encerraba, no quería hablar, ni mirar televisión. Ni siquiera comía. Lo sufro", comentó.

Entre los sufrimientos están las muchas decepciones fuertes acumuladas en los últimos años en el equipo nacional. La primera fue la final por la Copa del Mundo Brasil 2014. "En el Maracaná hicimos el partido que preparamos. En el Mundial tuvimos muchos lesionados, cambiamos la táctica en varios partidos, jugábamos 4-4-2 en las eliminatorias y en Brasil cambiamos todo lo que habíamos hecho. Nos hicimos fuerte en el bloque defensivo, pero no se nos dio. Nos faltó suerte. Lo tuvo Pipa [Higuaín], lo tuvo [Rodrigo] Palacio, lo tuve yo...", recordó.

Pero lo más fuerte en sus sensaciones negativas se dio a partir del año siguiente, tras quedar al borde de conseguir la Copa América, en 2015. "Después de la final de Chile nos trataron de fracasados. No servíamos. A partir de eso fue una tras otra. La verdad... fue un poco insoportable. La gente va contagiándose, compra lo que dicen y ve que hacen comentarios en los que desprecian a los jugadores. La gente entra en eso. Pedía el cambio de esta generación, quería ver gente nueva. Eso fue un error: no había que limpiar todo de una. La gente buscaba cualquier cosa. Fuimos a Córdoba y la gente se enojó porque no salíamos a saludar. No estaba la situación como para saludar a la gente que había. A veces no se puede, por seguridad, había mucha gente. Ante cualquier cosa que pasaba, nos mataban", sostuvo Messi, sin referirse a su retiro del seleccionado tras la definición por la Copa América en Estados Unidos 2016.

Otro golpe fue el de Rusia 2018. El número 10, que durante meses no habló de aquella eliminación temprana, reconoció problemas: "En Rusia fue complicado todo lo que vivimos. Todo: la preparación, los partidos... Si hubiéramos ganado el primero, todo habría sido diferente. Fue culpa mía, porque erré el penal. Había practicado toda la semana y ponía la pelota en un ángulo. Pero no es lo mismo patear en el partido. No solté el pie... Y contra Croacia se dio esa jugada desgraciada. Después, cuando nos empató Nigeria, se nos venía todo abajo. Decíamos «esto es lo que nos falta: irnos en primera ronda». Nos mataban a todos y no volvíamos más a la Argentina". Consultado sobre las versiones que indicaban una relación quebrada entre el plantel y el entrenador, Jorge Sampapoli, Messi fue elusivo: "No me gusta hablar de lo que pasó en el vestuario con Sampaoli. Las cosas del grupo quedan ahí, pero sí fue atípico, pero prefiero llevarlo ahí".

Tuvo ocasión de mostrarse divertido en el estudio, ocurrente, disfrutando mates ("los que hace Suárez son mejores"), contó que lleva a sus hijos al colegio todos los días, recordó detalles de la relación con Antonela Roccuzzo ("fue un amor a primera vista", que ya lleva 11 años) y comentó que no disfruta de mirarse en la televisión. "Me da vergüenza. No me gusta verme", dijo, vestido con un buzo blanco con capucha. Y reveló el curioso nombre de un grupo de mensajería instantánea que comparte con Luis Suárez y Neymar: "Sudacas".

Recordó una anécdota interesante: cuando se probó en River. "Jugué 15 minutos, volví a los 20 días e hice tres o cuatro goles. Me dijeron que tenía que quedarme, que tenía que traer el pase, que iban a ayudarme con el tratamiento... Era complicado en esa época. Pero en Newell´s no querían saber nada. Estaba [el presidente Eduardo] López en ese momento...", recordó, entre sonrisas.

Messi y una camiseta a la que quiere mucho, con una cuenta pendiente.
Messi y una camiseta a la que quiere mucho, con una cuenta pendiente. Fuente: AFP

La conversación dejó otras frases salientes del capitán.

  • El plantel nacional: "Veo a un grupo muy bueno, muy unido. Veo a chicos con ganas de estar en la selección. El ambiente es muy bueno. Quiero conseguir cosas importantes en la selección; yo soy uno más, no hay nada raro. Mi hijo Thiago me preguntaba por qué no estaba en la selección".
  • Sergio Agüero: "Lo encanta venir a la selección. A veces me dice «menos mal que soy tu amigo, porque siempre soy suplente». La rompió en el City, fue decisivo en todos los partidos de los títulos que consiguieron".
  • Su hijo mayor: "Él prefiere que lo llamen «Thiago» solo; no quiere que lo llamen «Messi», porque a veces van a buscarlo otros chicos para jugar y él quiere estar solo con sus amigos".
  • César Menotti: "El encuentro fue lindo y esperado por los dos lados. Hablé un rato con Menotti, hablamos de fútbol. Es una persona especial".
  • Jugar en el fútbol argentino: "Mi sueño de chico era jugar en la primera en Newell's, porque soy hincha y quería estar ahí. No sé si realmente va a darse o no. No puedo decir «voy a jugar a Newell's porque quiero cumplir un sueño». No es tan fácil; tengo una familia detrás".
  • Sabella: "La época que más disfruté fue la de Alejandro en las eliminatorias. Fue una etapa espectacular. Él es un fenómeno como director técnico y como persona; todo el cuerpo técnico...".
  • Maradona: "Con Diego fue especial. Sufrimos mucho para llegar al Mundial y ahí empezaron a pegarme. No lo disfruté tanto, pero sí estar con él, que estaba muy bien de la cabeza, con la ilusión que tenía. Fue duro como se dieron los partidos".
  • Ser suplente: "No me gusta salir. Prefiero entrar después que salir".
  • Ser DT: "No me veo como técnico. Después, capaz que me largo. Me gustan los chicos, los juveniles, la formación".
  • El conjunto y las partes: "Está claro que en el fútbol, si no tienes un gran equipo que te respalde, solo no podés".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.