El argentino no tiene lesión ósea. Messi volvería a jugar en 10 días