Messi y Agüero llegan por vías diferentes a la cita del martes

Leo estuvo tan desorientado como Barcelona en la sorpresiva derrota 1-0 ante Málaga; el Kun hizo un gol y dio una asistencia en el 5-0 de Manchester City; se verán en 8os de la Liga de Campeones
Claudio Mauri
(0)
22 de febrero de 2015  

A Lionel Messi se lo escucha muy de tanto en tanto, y sus palabras suelen depender más de algún acto promocional de las marcas que lo auspician que de una convencional atención a la prensa. El jueves, en ocasión de la inauguración de una tienda deportiva, Messi habló de la serie de 11 triunfos consecutivos que llevaba Barcelona: "Desde Anoeta cambió todo". Se refería a la derrota ante Real Sociedad, cuando él estuvo el primer tiempo en el banco de los suplentes y en los días siguientes se ventilaron unas serie de discrepancias suyas con el técnico Luis Enrique. Si bien ambos lo desmintieron, lo cierto es que la relación entre el rosarino y el entrenador es fría y distante. Lo cual no interfirió para que Messi se constituyera en un auténtico líder de la recuperación futbolística del equipo, con 14 goles en esos 11 encuentros (cuatro por la Copa del Rey) y una considerable cantidad de asistencias.

Ayer fue el día en que menos se notó el cambio que invocó Messi. Barcelona perdió sorpresivamente 1-0 en el Camp Nou con Málaga (Marcos Angeleri, titular) y se pareció mucho al de San Sebastián. Un equipo que pagó muy caro un error (el gol de Juanmi a los 7 minutos surgió de una corta cesión al arquero de Dani Alves) y pasó larguísimos ratos sumido en la impotencia y la falta de ideas. La derrota no obedeció a la falta de eficacia, como ocurre muchas veces cuando la escasa puntería y la tarde inspirada de un arquero frustran al Barça, sino a un muy flojo rendimiento. Barcelona creó muy pocas situaciones y casi no inquietó a Kameni. Fue la primera vez desde el 30 de noviembre que habiendo sido titular el tridente Messi-Luis Suárez-Neymar no hubo goles de ninguno de ellos.

"Nos faltó paciencia y equilibrio. La derrota es dolorosa y merecida", reconoció Luis Enrique, cuyo equipo resignó la posibilidad de ponerle presión a Real Madrid, el líder con un punto de ventaja y hoy visitante de Elche.

La inesperada caída llega en un momento especial, 72 horas antes de la reanudación de la Liga de Campeones, en la que Barcelona visitará el martes a Manchester City, en uno de los choques más atractivos del programa de los octavos de final. "El futuro dirá si [lo de ayer] afecta en Manchester. Cuanto antes se pueda jugar el próximo partido, mejor", deseó Luis Enrique.

Si a Barcelona le entró alguna duda, Manchester City ayer se cargó de confianza: vapuleó 5-0 a Newcastle, con un gol (el primero, de penal) y una asistencia de Sergio Agüero. "Un juego completo para estar más cerca de la punta y para esperar con el mejor ánimo el partido por la Champions. Vamos City!", escribió el Kun en su cuenta de Twitter.

Pese a que estuvo más de un mes fuera de los campos por una lesión ligamentaria en una rodilla, Agüero es uno de los goleadores de la Premier League, junto con Diego Costa, ambos con 17. También dio cinco asistencias en el torneo inglés, en el que tiene una trayectoria con 69 tantos, cantidad que le hace un lugar entre los 50 máximos goleadores históricos. Por toda la competencia, el Kun acumula 97 goles en 150 encuentros; es el jugador en la historia del City que menos partidos necesitó para llegar a esa cifra de tantos. A media hora del final fue reemplazado por Bony, y ante la inquietud de los hinchas por su estado físico, Manuel Pellegrini aclaró: "El Kun está al ciento por ciento para enfrentar a Barcelona".

La amistad de Messi y Agüero resiste cualquier confrontación deportiva. Barcelona y Manchester City repiten el cruce de 2014, también por los octavos de final, cuando el conjunto catalán se impuso en los dos partidos, con un gol de Messi en cada uno de ellos.

Aquella serie quedó marcada por el penal y expulsión por último recurso de Martín Demichelis contra Messi. Fue el 1-0 de un global de 4-1. "Messi está ahora en su máxima dimensión", dijo Pellegrini horas antes del inesperado traspié de Barcelona. El entrenador chileno prevé una eliminatoria cerrada y admite la deuda de hacerse fuerte de local, donde Manchester City viene de ceder en los mano a mano por la FA Cup y la Capital One.

Atlético de Madrid se recuperó con una goleada

Tras la derrota ante Celta, Atlético de Madrid se recuperó con un 3-0 a Almería. El equipo de Diego Simeone llegó a los 53 puntos, tres menos que Barcelona (perdió 1-0 contra Málaga) y cuatro que Real Madrid, el líder, que hoy visita a Elche. Con un gol de Joaquín Larrivey, Celta se impuso en el clásico gallego 2-0 a La Coruña. Pablo Piatti marcó un tanto en el 2-1 de Valencia sobre Córdoba. En la Premier League, el puntero Chelsea empató 1 a 1 con Burnley. Manchester United (con Rojo y Di María) cayó 2-1 ante Swansea (con Federico Fernández). Arsenal venció 2-1 a Crystal Palace.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.