Mi once ideal, un equipazo

Juan Pablo Varsky
Juan Pablo Varsky PARA LA NACION
(0)
28 de junio de 2014  

RIO DE JANEIRO.- Se terminó la primera etapa. 48 partidos en 15 días. Quedan los 16 más importantes, en 16 días. Ayer fue duro. Costó la abstinencia. Para llevar lo mejor posible el día de ayuno, armé un equipo ideal de la fase de grupos. Asterisco: elegí un jugador de cada uno de los clasificados. No valía repetir selección. Intenté que fuera futbolísticamente sustentable, con integrantes que puedan complementarse. Incluirlos en un esquema reconocible, que los ordene.

Keylor Navas (Costa Rica) es mi arquero. Ágil, seguro, valiente. Le llegan poco, pero cuando lo llaman, atiende siempre. Johnson (USA) de lateral derecho. Una flecha. Elige bien cuándo y cómo pasar al ataque. Retrocede todos los tiros. La Copa ha dejado muy buenos en este puesto: el marfileño Aurier, el chileno Isla, el francés Debuchy. Pero el titular es el 23 de Estados Unidos. Rafa Márquez (México) y Gary Medel (Chile) comparten la zaga. Salida limpia desde el fondo, excepcional manejo posicional de la última línea, juego aéreo y anticipo al rival. Perdón Godin, pero juegan once. Daley Blind (Holanda) va en el otro lateral. Fino pasador ante España, áspero defensor ante Chile como tercer central. Nos da muchas variantes en esa zona.

En el medio campo, Arévalo Ríos (Uruguay) como referencia en el eje. Sólo. No hay doble pivote. No lo necesita. Corta y la pasa rápido al compañero. Dos zurdos lo acompañan, no tan abiertos. A su derecha, con perfil invertido, Blaise Matuidi (Francia). La garza completa que da aceleración, llegada y marca. A la izquierda, James Rodríguez (Colombia). Tiene todo: pase largo, gambeta corta, sacrificio, inteligencia y gol.

Delante de ellos, el trío atacante. El animal Thomas Müller (Alemania) arranca en la derecha, como cuando juega Klose. Es solo un punto de partida para ordenar el retroceso. Sabe todo, se acomoda a cualquier posición de ataque. Del otro lado, Neymar (Brasil). El mismo concepto: un sector asignado para volver y no estirar tanto el equipo. Con pelota, la libertad para buscar las mejores asociaciones con sus compañeros. Craque total. Leo Messi (Argentina) completa este once ideal de la fase de grupos. Nos ha ganado la batalla contra el diccionario. Es mejor aceptar esto que inventar expresiones con la intención de "pegar" un éxito como relator o comentarista a riesgo de quedar en ridículo. Emociona verlo, se lo disfruta y sólo cabe agradecer.

Partimos desde un 4-3-3 flexible, corto, con poca distancia entre líneas, triángulo en el medio, mucha gente agrupada sobre la pelota, transiciones rápidas y colectivas para generar ataques de juego posicional y evitar contras. En el banco necesitamos intuición. Por eso, el DT es Marc "Pego todos los cambios" Wilmots (Bélgica).

Faltan cuatro representantes. Están entre los suplentes. Vincent "Tim Hardaway" Enyeama (Nigeria) es el arquero. Garantía en el puesto y gran personaje. Halliche (Argelia) el central alternativo. Aporta juego aéreo. Samaras (Grecia) puede refrescar el ataque como nueve o extremo. Nos falta un llegador determinante en los últimos metros. Ese es Shaqiri (Suiza), el peligro del próximo martes en San Pablo.

Listo. Sale con Navas; Johnson, Márquez, Medel y Blind;- Matuidi, Arévalo Ríos y James; Müller, Messi y Neymar. Un equipazo. Ya está. Terminó el día de descanso y reflexión. Que empiecen los octavos de final.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.