Milito acepta culpas, pero defiende sus ideas y sistemas

El DT argumenta: "No salimos jugando, no presionamos, no pudimos atacar; no somos lo que se vio ante Racing"
(0)
2 de diciembre de 2016  

Gabriel Milito
Gabriel Milito Fuente: Archivo

Pasaron cuatro días para que Gabriel Milito volviera a pronunciar una palabra públicamente en Independiente. La goleada sufrida ante Racing lo dejó golpeado, algunos afirman que hasta el punto de querer irse, aunque ayer se mostró más calmo y hasta con algo de energías recuperadas pensando en lo que viene, nada menos que otro clásico, ante River.

Pero no fue una semana más, ya que sus pensamientos estuvieron en las formas de dirigir, en su idea, en qué debía cambiar. ¿Entonces?

Desde la visión del entrenador, en función de lo que analizó y dijo, quedó claro que hizo autocrítica y reconoció errores ("Algo estaré haciendo mal y asumo la responsabilidad"), pero defendió su idea futbolística, desde los sistemas tácticos al estilo: "En cuanto a como siento el fútbol, sigo convencido de lo que tenemos que hacer. Porque ante Racing no se hizo nada de lo que somos o pretendemos. No se salió jugando, no se presionó en el ataque, tampoco la segunda pelota; no generamos situaciones en la ofensiva como pretendemos y ensayamos".

Y es cierto que el domingo, en Racing, Independiente y Milito perdieron, aunque la idea del entrenador, en función de lo que pregonó desde el primer día de trabajo, no se observó. Los jugadores se vieron superados y no pudieron hacer nada del libreto que día tras día trata de inculcar Milito. ¿Hubo errores individuales y de concepto? Sí, como en el 0-2, cuando Ortíz se dejó presionar por Licha López y la jugada terminó en el gol de Gustavo Bou. Pero Milito fue más allá de las fallas puntuales y habló del funcionamiento global: "Jugamos el peor partido con Racing. El equipo debe reflejar lo que el entrenador pretende y cuando no se puede al ciento por ciento, la responsabilidad es del entrenador. Estamos intentando encontrar una regularidad y una identidad. A veces se tarda en conseguirlo", explicó ayer. Tampoco le escapó al análisis de un balance negativo de su corta gestión en materia de resultados: "El balance no es positivo, de la Copa Argentina fuimos eliminados, lo mismo en la Copa Sudamericana y en el torneo tenía expectativas de estar más arriba. Prefiero que la responsabilidad recaiga sobre mí y no sobre los jugadores".

En busca de la reacción

Milito sabe que jugar otro clásico en el corto tiempo puede ser un arma de doble filo, pero también una oportunidad para levantarse. "No podemos repetir un partido como el de Racing, no somos eso que mostramos. La ilusión y la expectativa de cara a futuro no la podemos perder. Hay que salir a jugar y a ganar", comentó.

Independiente debe darle una mejor imagen a sus hinchas pasado mañana. Y el técnico ya piensa en cambios ante River. Hasta recuperó algo de fuerzas: "Tengo que revertir este momento. La ilusión no se puede perder y tengo confianza en que podemos jugar mejor", dijo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.