Punto de vista. Mostaza, 365 días a puro vértigo