Mostaza Merlo: "Esto tiene un sabor distinto a todo"

El técnico que le devolvió la gloria a La Academia luego de 35 años rescata la emoción vivida y el afecto que lo rodea a cada paso
(0)
29 de diciembre de 2001  

Es el día posterior a la histórica consagración de Racing. Una tarde de temperatura sofocante encuentra a un Reinaldo Merlo con claros signos de cansancio, pero feliz, orgulloso. Junto con su amigo y ayudante de campo René Daulte , el diseñador del equipo que alcanzó la gloria visitó LA NACION después de palpar de sobra el alboroto que su figura genera en la calle. "Tardamos unos 20 minutos en cruzar la avenida Leandro Alem. Hasta un colectivero bajó y le pidió un autógrafo", describe Daulte. Esa misma euforia se genera en la Redacción: Merlo no para de firmar autógrafos, de recibir felicitaciones, besos... Es el hombre del día , aunque su sencillez esté lejos de semejante locura .

Cesa el acoso eufórico y llega la hora de la producción fotográfica. Merlo y Daulte brindan entre papelitos y bromas. Todavía tiene fresco el recuerdo de las horas inolvidables de Liniers. "Lo primero en lo que pensé fue en mi madre, que murió hace dos años y medio. Me vino la imagen de ella."

-¿Esta es la mayor alegría que viviste?

-Fue una alegría muy linda, pero todas tienen un sentido especial. Gracias a Dios yo tuve muchas alegrías en el fútbol. Logré campeonatos en River, pero esto tiene un sabor distinto a todo. Fue muy emotivo.

-¿Qué pensaste al despertarte hoy (por ayer)?

-Me levanté sabiendo que terminamos algo importante. Ya no pensás en que te va a venir un volante por la derecha, que te va a cabecear un punta... Vos jugás el domingo y el lunes ya estás pensando en que éste te va a cabecear, en los problemas de tu equipo, en que te manden los videos del rival...

-¿Fue muy desgastante?

-Fue desgastante, pero todo el año fue así. En el último torneo los buenos resultados nos ayudaron a trabajar con mayor tranquilidad.

-¿Caíste en la cuenta de que sos el técnico del milagro?

-No, realmente no. Los primeros seis meses en este club fueron duros porque había que hacer entre 25 y 29 puntos porque el equipo se iba al descenso, y después incorporamos jugadores para tratar de pelear los primeros puestos. Pero el equipo se consolidó rápido y después, cuando pasaron nueve o diez fechas, veíamos que podíamos llegar.

-¿Cuáles fueron los momentos claves del torneo?

-Después de la derrota con Boca, el recibimiento de la gente de Racing antes del partido con Gimnasia fue fundamental. Otro momento importante fue cuando le ganamos a Estudiantes 3 a 2. Y también el empate 1 a 1 con River.

-¿Y la hora más dura?

-Después de perder con Boca fue un momento crítico. Esos dos o tres días que pasaron hasta el partido con Gimnasia en que todos decían que Racing se caía. Pero se trabajó mucho en la parte anímica para revertirlo y se logró.

-¿Sentís que el equipo quedó en deuda en la vistosidad del juego?

-No tuvo el brillo futbolístico que nos gusta a todos. Pero si vos analizás los partidos... por ejemplo, contra Argentinos tuvimos nueve o diez situaciones de convertir y ganamos con un gol en contra; contra Newell´s lo mismo, contra San Lorenzo tuvimos dieciséis....

-¿Te molestaron las críticas?

-Para nada. Yo respeto la opinión de todos. Lo importante es que yo sabía lo que mis jugadores podían brindar. Siempre supe que estábamos por el buen camino. Si te ponés a pensar, te pasan por arriba. Tenés que tener seguridad de lo que estás haciendo. Y Racing lo estuvo.

-Ahora que ya son campeones, ¿se podrá ver un juego mejor?

-Ahora que se sacó la presión, el jugador de Racing va a rendir más. Porque había una historia de 35 años que un poco los seguía detrás. Y hubo partidos que nos costaron por nerviosismo, como con Banfield y Lanús. Pero con Vélez, en una finalísima, no lo sintieron.

-¿Cómo hiciste para mantener la calma?

-Yo soy entrenador, tengo que estar frío. Tengo que ver las virtudes y los defectos de mi equipo, del contrario, en qué debemos mejorar.

-¿Pueden repetir el título?

-Si no se desarma el equipo y se hacen buenas incorporaciones...

-¿Qué le dirías a la gente de Racing?

-Le tengo palabras de agradecimiento por el aliento que le brindó al equipo. Fue muy importante en esta campaña. Les deseo felicidades y que tengan un buen año.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.