Mucho más que la pelota y la Promoción

(0)
29 de diciembre de 2009  

Si tan sólo los inconvenientes de la Academia se pudieran reducir a uno o dos refuerzos nuevos, o quizá a que los dirigentes sólo tengan que pensar en los decimales para el promedio del descenso, es posible que la tarea de Rodolfo Molina no represente un problema mayúsculo. Sin embargo, en la vida de Racing aún quedan dos grandes problemas por resolver: el pago de la quiebra y el conflicto con Blanquiceleste SA, la empresa que gerenció el club durante casi 10 años.

Lo concreto es que la entidad de Avellaneda aún tiene pendiente la cancelación de la deuda de la quiebra por un monto real de 22 millones de pesos, cifra que podría llegar a 35 millones si se diera curso a los reclamos no verificados. En el primer año, se destinaron casi 200.000 pesos mensuales para saldar deudas del paso, aunque la tarea no fue sencilla porque se debieron saldar además casi 70 juicios laborales vinculados a Blanquiceleste SA.

Claro que el conflicto no termina allí. Porque los dirigentes de Racing están trabajando -en realidad, los abogados son quienes se encargan de estos asuntos- para dilatar el fallo de la justicia para determinar la quiebra de Blanquiceleste SA, con una deuda de casi 80 millones de pesos. ¿Por qué? En principio, porque de acuerdo al contrato que los unió durante 10 años, se estableció que la Academia es solidaria en los incumplimientos de la que fue su gerenciadora. Además, porque la empresa pretende responder a sus deudas con los activos que le quedaron de su relación con la entidad de Avellaneda.

¿Esto que implica? Que reclame sus derechos por 17 futbolistas de Racing que formaban parte del plantel mientras el club era gerenciado. Es por eso que varios de los jugadores en conflicto fueron negociados por la actual conducción y los que aún no se fueron se intentarán vender. Uno de los casos concretos fue el de Franco Zuculini. De todas maneras, eso no implica que cuando se expida la justicia sobre el dinero por esa venta o cualquier otra, no se desencadenen más conflictos en los tribunales.

Por el momento, los dirigentes demostraron una gran habilidad para navegar en aguas turbulentas. Mantienen las cuentas al día y tratan de ser prolijos. Sabiendo, claro, que en Racing todo es demasiado volátil.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.