Mundial Rusia 2018. La Cancillería había advertido sobre los riesgos para la selección de jugar en Jerusalén

El canciller Jorge Faurie
El canciller Jorge Faurie Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez
Rafael Mathus Ruiz
(0)
5 de junio de 2018  • 19:18

WASHINGTON.- Apenas dejó el salón de las Américas, donde la asamblea general de la Organización de Estados Americanos (OEA) acababa de darle un nuevo respaldo al reclamo argentino por las Islas Malvinas, Jorge Faurie fue rodeado por un grupo de periodistas que le preguntaron sobre un tema que, desde hacía ya tiempo, se había colado en la agenda diplomática del Gobierno: el amistoso de la selección argentina con Israel, nada menos que en Jerusalén.

"La Argentina es un país que mantiene una política de equidistancia sobre tanto Israel como del pueblo palestino", dijo Faurie. "Nosotros esperaríamos que el deporte fuera una causa de unión de todos los pueblos, no una causa de división", sentenció luego.

Repercusiones en Israel por la suspensión del partido con Argentina

06:55
Video

Entre la crisis humanitaria en Venezuela y su eventual suspensión, la represión en Nicaragua y el reclamo por Malvinas, Faurie también había seguido de cerca la polémica desatada por el amistoso entre la Argentina e Israel en Jerusalén. Ya por la mañana recibió la noticia de que el partido zozobraba por la "gran inquietud", dijo, de los jugadores argentinos por las amenazas y el malestar que desató la cita.

En el Gobierno veían con preocupación que el partido se hiciera en Jerusalén. La Cancillería le había hecho saber a la AFA que los jugadores debían tener especial atención en mantener una "postura equidistante" en su paso por Israel frente al pico de tensión entre israelíes y palestinos. La frontera entre Gaza e Israel hierve. Hamas lanza ataques contra Israel, y los soldados israelíes reprimen protestas y disparan a manifestantes que participan de la Gran Marcha del Retorno. Todo, en medio de la controversia por el traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén ejecutada por Donald Trump, férreo aliado de Israel con quien Mauricio Macri tiene un vínculo cercano, y cuyo respaldo necesita para obtener el préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Argentina no jugará ante Israel: deberá buscar un nuevo rival al que enfrentarse antes del Mundial

00:54
Video

"El gobierno argentino no ha estado involucrado en la organización del partido", remarcó Faurie. "En su momento, compartimos a través de la cancillería elementos que debían ser tenidos en cuenta si jugaban en Israel. Como todos ustedes saben, el partido estaba previsto en el estado de la ciudad de Haifa. Y por razones sobrevinientes del estado de Israel, decidieron movilizarlo a Jerusalén", indicó.

El canciller estaba familiarizado con el pensamiento del plantel. Dijo que los jugadores "no estarían con voluntad" de jugar el partido, y que Sampaoli prefería concentrarse en la preparación del debut ante Islandia, el 16 de junio."Eso por un lado. Pero también ha incidido mucho una campaña que se ha viralizado por los medios de amenazas a los jugadores, que algunos debe haber visto, de camisetas con sangre, algunas amenazas que han llegado mas a conocimiento del propio Leo Messi y su familia, y esto ha generado un clima de gran inquietud de todos los jugadores y de gran preocupación", dijo Faurie.

El canciller dijo que, para los críticos del partido, Haifa, donde se preveía que el partido se jugara originalmente, era una sede "más neutra" que Jerusalén.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.