Mundial Sub 17: historias mínimas de cuatro talentos con sueños gigantes

Velasco, Sforza, Amione y Palacios, con la ilusión de ser protagonistas en el Mundial de Brasil
Velasco, Sforza, Amione y Palacios, con la ilusión de ser protagonistas en el Mundial de Brasil Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sanchez
Alberto Cantore
(0)
27 de octubre de 2019  • 23:59

El recorrido personal enseña el valor del sueño colectivo. La ilusión de la Argentina en el Mundial Sub 17 se condensa en el perfil de cada juvenil, en cada historia. La selección debutará con España, desde las 17, en el estadio Kléber Andrade, de Vitória, en un partido correspondiente al Grupo D, que tiene a Camerún y a Tayikistán también como aspirantes a clasificarse a los 8avos de final. Juan Sforza, Matías Palacios, Bruno Amione y Alan Velasco son nombres destacados de la estructura de la fórmula Pablo Aimar- Diego Placente, futbolistas que se consagraron en el torneo Sudamericano de Perú y que ya fueron detectados por el radar de los clubes europeos.

Desde la Fundación Messi

La camiseta de la selección no le es indiferente a Juan Sforza, que empezó a visitar el predio de la AFA en 2017, cuando Placente entrenaba a quienes finalizarían el ciclo Sub 15 con el título en el torneo Sudamericano, de San Juan y de Mendoza. Capitán, en la intimidad destacan las condiciones futbolísticas del volante tanto como su capacidad de liderazgo: es la voz del cuerpo técnico frente a sus compañeros. El chico que comunica los horarios, pero también el que toma responsabilidad para que ningún compañero se demore en las comidas, las charlas y mucho menos que aparezca en la mesa con el celular.

Rosarino, sus inicios fueron en Coronel Domínguez; Newell's es su casa desde hace cuatro años, tras descollar en el club Leones, de la Fundación Messi. "A Leo lo vi cuando me tocó ser sparring", refiere sobre el astro de la selección. La relación cotidiana con la familia Messi la tiene a través de Matías, el hermano del crack, que junto con Claudio Curti es su representante.

Este año, y después de consultas de clubes europeos, firmó contrato hasta junio de 2022. "No debuté en primera, así que ese es mi principal objetivo en el fútbol argentino. Me gusta jugar de volante mixto, de interno, y pisar el área", dice quien utiliza como espejos a Leandro Paredes, Iván Rakitic y a Arturo Vidal.

Una joya blindada

El desparpajo de Matías Palacios resalta en la cancha como al momento de la sesión de fotos. Una palabra es suficiente para que sus compañeros se aflojen y suelten carcajadas. Un cambio de postura, de comportamiento, para el pampeano -nació en General Pico- que se sumó a San Lorenzo en 2015 y el año pasado se convirtió en el jugador más joven en debutar con la camiseta del Ciclón. En esa época, el desarraigo y la lejanía con la familia lo hizo llorar más de una noche. Admirados de Juan Román Riquelme y de Andrés Iniesta, su nombre figura, al igual que el de Bruno Amione y Alan Velasco, en la lista de 60 futbolistas con mayor proyección que publicó el diario inglés The Guardian.

Explosivo, sus gambetas y goles no tardaron en estallar en Europa. Otro que festejó en la Sub 15 y Sub 17 en los torneos sudamericanos y que fue parte de la lista que bajo la custodia de Leonel Scaloni ganó el certamen de L'Alcudia en 2018. Ante los rumores de un seguimiento desde España, Italia y Alemania, San Lorenzo extendió el contrato hasta junio de 2022 con una cláusula de rescisión de US$ 20 millones.

"Lo que fuimos viviendo va más lejos de lo que como equipo se logró en estos dos años. Con responsabilidad, tenemos que disfrutar", relata quien sonríe cuando se pone la camiseta N°10 de la selección.

Pablo Aimar en el último entrenamiento antes del debut
Pablo Aimar en el último entrenamiento antes del debut Crédito: Twitter AFA

Con piel de ascenso

Desde el físico, Bruno Amione impone condiciones: 1,84 metro y 85 kilos. De Calchaquíes, Santa Fe, Belgrano, de Córdoba, lo descubrió cuando participaba de un torneo en Morteros. Eran los días en que jugaba en dos categorías y en dos posiciones: de zaguero, pero también como delantero. "Cuando me vio Federico Bessone [reclutador de Belgrano], estaba jugando como defensor; ese día me invitaron a hacer una prueba. Me dieron a elegir el puesto, pero a esa altura ya tenía decidido dónde quería jugar", le comenta Amione a LA NACION.

En 2016 se integró a la pensión de Belgrano, aunque seis meses después la familia se mudó para acompañarlo en el día a día. "Me ayudó muchísimo, a esa edad se hace difícil estar solo. El sueño de ser futbolista a muchos chicos se les borra porque no se pueden adaptar. Con mi mamá [Liliana López] nos gustaría formar una fundación para ayudar", dice el zaguero que convirtió el 3-2 para el título a la Argentina en el Sudamericano Sub 15, el que tiene una cláusula de salida de ? 12 millones.

Con 17 años debutó en Belgrano, en la B Nacional. "El roce es diferente", dice quien estudia en la escuela Gabriela Mistral, con la que el club del barrio Alberdi tiene un convenio, el que observa los movimientos de Nicolás Otamendi, y del neerlandés Virgil van Dyke.

La postal del plantel en el estadio Kléber Andrade, de Vitória, el escenario donde la Argentina jugará los tres partidos del Grupo D
La postal del plantel en el estadio Kléber Andrade, de Vitória, el escenario donde la Argentina jugará los tres partidos del Grupo D Crédito: Twitter AFA

Emoción sin tocar la pelota

En el debut no llegó a tocar la pelota. Pero ese instante resultó un momento único para Alan Velasco. "Es el día más feliz de mi vida, lo soñé tantas veces. Luché muchísimo para conseguirlo", escribió el 29 de mayo pasado en Instagram, quien reemplazó a Jonathan Menéndez en la victoria 2-0 de Independiente sobre Águilas Doradas Rionegro, de Colombia. Con 16 años, en tiempo de descuento, el DT Ariel Holan le dio pista al quilmeño, que ya está en las carpetas de Fiorentina, Sampdoria y Udinese. Su valor es de 20 millones de dólares.

Con 10 años se sumó a los Rojos. Enganche clásico en las divisiones inferiores, se adaptó a jugar como delantero; una pesadilla para los laterales, un futbolista indetectable por los rivales cuando decide moverse por el centro del campo, virtudes que explota en la Sub 17.

"Sobresale de la media", dice Fernando Berón, coordinador de las divisiones inferiores de Independiente, quien observa similitudes con Ezequiel Barco, una joya que le dio títulos y alegrías. Otro sueño que desea cumplir Velasco, que jugó Sudamericana y la Copa Argentina, pero nunca en la Superliga.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.