Newell´s se llevó un triunfo clave y San Lorenzo quedó desdibujado

Aníbal Moreno celebra el gol de Newells; se acerca Mariano Bittolo
Aníbal Moreno celebra el gol de Newells; se acerca Mariano Bittolo Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera
Pablo Casazza
(0)
3 de febrero de 2020  • 22:30

Después de estar contenido explotó el Coloso del Parque porque Newell's ganó ante San Lorenzo esa clase de partidos que se festejan el doble. Más en la situación crítica por la que atraviesa en la lucha por mantener la categoría en la Superliga.

¿Mereció ganar el local? Probablemente no, pero tuvo en los pies de Aníbal Moreno, una joya que no le tiene miedo a jugar al fútbol y pedirla cuando la situación se ponía cada vez más difícil.

Moreno marcó el tanto de la victoria con un zurdazo desde unos 35 metros. Fue un gol para encuadrar.

San Lorenzo trató de jugar desde los mellizos Romero, pero terminó siendo intrascendente. Mucho mas después de quedar en desventaja. Aguerre fue casi un espectador. Eso fue San Lorenzo, una idea que terminó desdibujándose por completo. Un camino que lo puede poner en una situación de riesgo con los promedios si es que no hay un cambio de actitud a tiempo.

Igual, con poco, al Ciclón le alcanzó para ser apenas superior en el primer tiempo. San Lorenzo se afirmó desde la pelota y lentamente fue sacando ventaja en cada pase y en cada faceta del juego.

El mediocampo azulgrana se hizo dueño del juego con los Romero y con el quite de Poblete.

A excepción de una pared de Ángel Romero que Peruzzi tiró por arriba y de algunos arrestos que se diluyeron, a San Lorenzo le faltó profundidad.

¿Qué hizo Newells en el ataque? Un débil cabezazo de Leal y, sobre el final, un tiro con la cate-goría de Maxi Rodríguez que pasó cerca.

La polémica -o no tanto- fue una mano de Julián Fernández que Echavarria no cobró ante un remate de Romero. Pero peor fue el penal que un minuto después no cobró por una clara mano de Donatti frente a un intento de Ledesma.

Sobre el final, una apilada de Romero fue lo mejor del visitante. Allí, en esas virtudes, estu-vieron las esperanzas del equipo dirigido por Monarriz.

Tras la demora de 20 minutos por un corte de luz, el partido siguió sin levantar vuelo. Se prestaron la pelota y el arco quedaba lejos para ambos.

Pero apareció Moreno, un chico del seleccionado juvenil y de las inferiores, esas que tantas alegrías le dieron al club. Se perfiló y sacó un zurdazo de novela. Fue el protagonista de la noche porque es valiente y hace que el fútbol parezca fácil.

Newell's festeja tres puntos de suma importancia. A veces, los merecimientos no cuentan. Pero supo llevarse todo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.