Nicolás Burdisso dejó Roma y pasó a Genoa en busca de una chance en el Mundial Brasil 2014