Nigeria estará en la Copa Confederaciones, pese a la amenaza de huelga