Ningún fantasma apaga la expectación por Racing

Para el partido con Lanús ya se recaudaron $ 325.967; quedan 7500 populares y 350 plateas; hoy no habrá venta por el paro
(0)
13 de diciembre de 2001  

El agobiante calor parece derretir el paisaje fabril de Avellaneda. Desde una radio vieja, pegada a un puesto de choripanes, se escucha a un locutor decir: "La temperatura es de 31° centígrados..." Pero a ellos no les importa: saltan, gritan y agitan sus camisetas con intensidad, con pasión. Son los hinchas de Racing , el conjunto que se encuentra a muy poco de conseguir la gloria tras 35 años de sinsabores.

Luego del paso en falso que significó el empate 0 a 0 ante Banfield, el domingo último, parecía que a la gente académica la envolvería el temor. Pero ayer, en el primer día de venta de localidades para el partido ante Lanús, por la penúltima fecha del Apertura, los fantasmas desaparecieron y una multitud se presentó, con la confianza intacta, en los dos puntos de expendio: en el estadio de Avellaneda (populares y plateas) y en el Luna Park (sólo plateas).

La fiebre albiceleste inundó las cercanías del Palacio de los Deportes desde anteanoche. Cuatro ventanillas habilitadas hacían demorar el trámite de la gente que ansiaba adquirir su platea.

Mientras, en el estadio de Racing, el furor era ilimitado. Paraguas que ayudaban a cubrirse del sol, globos y banderas albicelestes le daban calor y color a Avellaneda. Vinos caseros con la etiqueta con la imagen del DT Reinaldo Merlo o la del equipo, y con un costo de ocho pesos, aparecieron para hacerle la competencia al ya conocido champagne de la Academia. Jorge, de 47 años y creador del "tinto seco y abocado", cuenta: "Soy mendocino y hace cinco años que vendo vino artesanal en la feria de Mataderos y esto se me ocurrió viendo el fervor de la gente".

Asimismo, las voces de los hinchas desprendían esperanza, como la de Luciano Zaposco, de 21 años, que aseguró, con orgullo: "Dormí toda la noche en una reposera. Es un sacrificio grande, pero por Racing todo vale la pena".

Durante toda la tarde la venta siguió a un ritmo incansable, lo que generó una recaudación de 325.967 pesos. Sólo quedan 7500 generales y 350 plateas. Por el paro general, hoy no habrá expendio de entradas. La venta se reanudará mañana, a las 11, en los mismos lugares.

  • A unos metros de diferencia, el plantel de Racing se entrenaba a puertas cerradas. Aunque se especula que Carlos Arano sustituirá a Gabriel Loeschbor, lesionado, y que Gustavo Barros Schelotto regresará, tras la suspensión, por Leonardo Torres.
  • En tanto, en el playón de estacionamiento, unos treinta chicos de una escuela de fútbol de Berazategui se apiñaban para quedarse con una foto o un autógrafo de sus ídolos.

    Incertidumbre, tristeza, fastidio, son palabras que incomodan a los argentinos. Fe, delirio e ilusión, son actitudes que hoy describen a los hinchas de Racing.

    Marín festeja a cuenta

    Fernando Marín, el titular de Blanquiceleste SA, la empresa gerenciadora del fútbol de Racing, confía en que el próximo domingo la Academia será el campeón, tras el encuentro frente a Lanús, en Avellaneda.

    "Para mí, Racing va a ser campeón este domingo. Estoy seguro de que daremos la vuelta olímpica antes de la última fecha (se jugará el 23 del actual y la Academia jugará con Vélez, en Liniers)", expresó el empresario a radio La Red. Marín, el último domingo, luego del empate 0-0 ante Banfield, había dicho que estaba seguro de que Racing sería el campeón.

    El empresario describió sus sensaciones como hincha académico. "Tengo un sentimiento que me desborda, unas ganas de que llegue el próximo partido que no aguanto más."

    Además, Marín dijo que desde que se hizo cargo del fútbol de Racing (en enero último) pagó "unos dieciséis millones de dólares, de los treinta y pico verificados" y que hubo cerca de 10.000 socios nuevos.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.